13-11-2007

Reggio Emilia. El Puente central de la autopista. Santiago Calatrava. 2007

Santiago Calatrava,

Reggio Emilia, Italia,

Puentes,

Siderúrgico,

En Reggio Emilia la realización de la línea de Alta Velocidad ha brindado la ocasión para recalificar una parte estratégica del sistema vial y de la movilidad en la zona norte.



Reggio Emilia. El Puente central de la autopista. Santiago Calatrava. 2007 Aqui, la presencia del estadio, de la feria y de un gran distrito de produccion, requeria, de hecho, intervenciones dirigidas a mejorar la fluidez del trafico. Es en este programa de obras donde se integra la construccion de un espectacular puente, proyectado por el arquitecto e ingeniero espa?ol Santiago Calatrava.
La estructura, una verdadera obra maestra en la que se funden tecnologia constructiva y una estetica de elevada calidad, tiene la funcion de superar la red vial de la autopista y de la via del tren. La luz del puente de 221 metros dibuja un perfil en el que no son solamente las dimensiones las que hablan, aunque el ancho sea de mas de 25 metros y la altura alcance los 46. Los carriles son 4, cada uno de ellos de 3,5 metros de ancho, pero a estos se suman los 2 carriles de emergencia laterales y las 2 pistas ciclo-peatonales.
Todo ello esta envuelto completamente por una estructura de acero, a excepcion de los hombros que sostienen el arco. El dise?o, esencial pero de fuerte acento, confiere a toda la composicion una forma aerodinamica y elegante. Ademas de el pilar en arco, son los tirantes los que dan personalidad a la composicion, pero desempe?an tambien una importante funcion estructural, ya que sostienen todo el peso del puente, superior a las 4.000 toneladas.
El color y la iluminacion han sido elegidos para poner de relieve la forma, la estructura y los materiales, exaltando el equilibrio de la composicion estudiada por Calatrava. El blanco, color unico e incontrastable, ha sido asociado a una irradiacion artificial que va desde arriba hacia abajo. Situados en los guardarrailes, los cuerpos iluminantes dan visibilidad al carril, mientras que los que se encuentran situados en el margen interno del puente hacen que destaquen los cables y el pilar en arco.
El resultado es una figura pura y elegante de dia, mientras que por la noche el puente parece casi suspendido en el paisaje de la llanura padana. Este paisaje, entre otras cosas, ha sido para Calatrava un objeto de continua confrontacion, sobre todo porque la forma plana del terreno hace que sea visible inmediatamente cualquier intervencion arquitectonica. De aqui la eleccion de una forma tan esbelta que se ha previsto rodear tambien con amplias zonas verdes. El resultado esta en cualquier caso en armonia con el paisaje, al que regala, mas bien, una presencia fuerte pero no invasiva.

Laura Della Badia

GALLERY


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×