20-03-2015

Pezo von Ellrichshausen completa la Casa Guna en Llacolén (Chile)

Pezo von Ellrichshausen, Estudio Pezo von Ellrichshausen,

Llacolen,

Apartamento, Residencias,

Madeira, Metalúrgico, Cemento, De cristal,

En el nuevo proyecto de la Casa Guna situada en Llacolén (Chile) se nota la influencia de la Solo Pezo de Cretas (España), también obra del estudio chileno Pezo von Ellrichshausen. La arquitectura de Pezo von Ellrichshausen hace de contraste con la naturaleza, pero a la vez las audaces formas geométricas de la Casa Guna procuran valorizar aquella. 



Pezo von Ellrichshausen completa la Casa Guna en Llacolén (Chile)

La Casa Guna House del joven estudio chileno Pezo von Ellrichshausen se puede decir que deriva del precedente proyecto Solo Pezo, completado en Cretas, Teruel, en España en 2013. El programa Solo Houses empezó en 2009 y consiste en que diseñadores de todo el mundo participaran en proyectos residenciales de cierto nivel, sin contar con clientes a priori, solo por el gusto de lanzar nuevas hipótesis residenciales. Al año siguiente de empezar el proyecto de la Solo Pezo, Mauricio Pezo y Sofia von Ellrichshausen empezaron a trabajar en la Casa Guna, en una lengua de tierra que desciende en pendiente hasta la laguna di Llacolén, en San Pedro de la Paz en tierra chilena. Esta vez el cliente sí era una persona concreta, que sería el proprio constructor de la obra. El concepto de reinterpretación en clave contemporánea de la casa con patio se introduce así en una situación real, donde el cliente desea vivir en una construcción que se apoyará en una colina muy inclinada, que desciende hacia la laguna y está rodeada de árboles de eucalipto.

Como en todas las obras de Pezo von Ellrichshausen es fundamental la relación con el contexto, no tanto por sus características específicas sino por su presencia cotidiana. La Casa Guna, al igual que la Solo Pezo, es un mirador extrovertido con los cuatro laterales de su prisma regular asomados a la naturaleza, y por otro lado introvertido en cuanto sus altos balcones abren los espacios de la planta principal hacia el patio. Como las residencias venecianas que dan al agua de los canales, también la Casa Guna cuenta con una planta principal que se presta a la contemplación de la laguna, pero lejos de ser un refugio dorado que tiene el paisaje como fondo, se pone en contraste con él, renovando la diatriba entre lo artificial y lo natural. 
En la construcción se ha apoyado el piso principal, con una planta cuadrada de 20 metros por cada lado, en una base más pequeña, de sólo 8,5 metros de lado, situada en el centro. Además la planta del basamento se corresponde con la del patio central de la planta de arriba, realizando así una planta principal completamente voladiza, con un saliente de casi 6 metros por cada lado. En esta corona cuadrada se distribuyen los espacios de estar y los dormitorios, como en la Solo Pezo. En España se había experimentado una solución audaz que consistía en un anillo perimetral que acogía tanto las habitaciones como la circulación entre ellas. Una hipótesis que había llevado a describir la casa como un experimento capaz de poner en tela de juicio el concepto mismo de espacio interior en arquitectura. En la Casa Guna los ambientes requieren mayor intimidad, por lo que se ha añadido un pasillo entre el patio interior y los espacios que dan al exterior, cerrando ulteriormente cada habitación en sí misma. La relación entre interior y exterior, y entre un interior y otro es más persistente con este multiplicarse de puertas y ventanas que estimulan una curiosidad que la disposición creativa de la casa espolea. Módulos cuadrados como las habitaciones y como toda la planta, actúan de claraboyas en el techo y en el suelo del piso principal, y transmiten la luz que une ambos niveles.


El basamento de hormigón de la estructura, donde se han instalado los locales de servicio, actúa también de escalera exterior para subir a la planta de arriba. Gradas de cemento intercaladas con los escalones que suben hasta el nivel del patio. En una zona destinada al tránsito se crea así un espacio en el que detenerse y dedicarse a la contemplación del agua desde un nivel más alto.

Mara Corradi

Proyecto: Pezo von Ellrichshausen (Mauricio Pezo, Sofia von Ellrichshausen)
Colaboradores: Diogo Porto, Joao Quintela, Lena Johansen, Cecilia Madero
Cliente: Pablo Vasquez, María Paz Calderón
Lugar: Llacolén, San Pedro de la Paz (Chile)
Proyecto de estructuras: Luis Mendieta
Superficie construida: 410 m2
Área de la parcela: 3063 m2
Inicio del proyecto: 2010
Final de obra: 2014
Cerramientos de metal
Escalera de cemento
Fachadas de cemento a vista con puertas correderas de cristal
Estructura de cemento teñido de negro
Revestimiento del techo con tablones de madera pintados
Suelos de cerámica
Fotografías: © Pezo von Ellrichshausen

http://pezo.cl


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×
×

Manténgase en contacto con los protagonistas de la arquitectura, Suscríbase al boletín de Floornature