25-02-2010

Perrault y la Universidad Femenina Ewha de Seúl

Dominique Perrault,

Seúl, Corea del Sur,

Universidad,

simultáneo,

Siderúrgico, De cristal,

Una intervención monumental realizada en el corazón de Seúl para la sede de la histórica Universidad Femenina Ewha. Dominique Perrault traduce la necesidad de puntos de referencia simbólicos de la ciudad en un signo grabado en la zona verde, que además de ser un punto de referencia, soluciona el confort interior con un uso consciente de los recursos ambientales.



Perrault y la Universidad Femenina Ewha de Seúl

En la nueva construcción para la sede de la Universidad Femenina Ewha de Seúl, Dominique Perrault afronta al mismo tiempo gran parte de los temas fundamentales del proyecto, traduciéndolos en una obra con un resultado formal sorprendente. Como muchas megalópolis que han tenido su desarrollo exponencial durante el siglo XX, también Seúl necesita hoy nuevas edificaciones que se integren en el contexto, pero que al mismo tiempo de ello emerjan como símbolos inconfundibles de lo nuevo contemporáneo, para que la población pueda reconocerse en ellas y encontrarse. El arquitecto francés ha afrontado este primer tema orientando su arquitectura a lo largo de una línea recta y decidida que corta en el centro una colina artificial, para crear el signo y la fractura que genera un espacio nuevo, antes inexistente, al que hacer confluir todas las atenciones y los intereses.
Cubriendo la edificación bajo tierra, en dos cuerpos gemelos que se asoman a una larga plaza pavimentada, ha podido aprovechar toda la superficie de cobertura como tejado verde y trazar recorridos naturalísticos entre las áreas cultivadas con plantas autóctonas. En su fractura central o en los susodichos senderos peatonales en las zonas verdes, la arquitectura no es simplemente la sede de un servicio, sino que es una articulación urbana y una vía de conexión en el barrio, que llena el ligero desnivel entre sus dos puntos de acceso. La introducción de las zonas verdes viene motivada no solamente por una toma de conciencia de la importancia que la metrópoli, con sus grandes parques y su reciente política ambiental, atribuye al elemento natural, sino que también es el resultado de una investigación sobre las soluciones más actuales de sostenibilidad, que permiten al edificio reducir sus propias necesidades energéticas, proveyendo en parte a su propio abastecimiento, gracias al aprovechamiento de los recursos naturales (energía geotérmica y recogida y reutilización de las aguas de lluvia).

Las inmensas cristaleras de la fachada, abiertas sobre la plaza, proveen a la necesidad de iluminación en las plantas destinadas a las actividades comunes, con aulas, biblioteca, gimnasio, oficinas administrativos de la universidad, cine y cafetería, mientras que los aparcamientos se encuentran situados en los niveles subterráneos. Esta disposición concede a la mayor parte de los espacios comunes tener una asomada indirecta desde la gran cristalera sobre la plaza central, para hacer que su actividad sea parte integrante de la de los edificios y para asegurar su ventilación natural en las estaciones de en medio. Gracias al aislamiento y a los intersticios, los muros perimétricos y las losas realizan el efecto del laberinto térmico, que precalienta y pre enfría el aire en verano y en invierno. Por última la cobertura verde y el enterramiento, aíslan el complejo del ruido de la ciudad, asegurando el confort global interior de los ambientes. La plaza, caracterizada por una ligera inclinación, seguida de un tramo llano y finalmente por una escalinata que vuelve a subir al nivel del tejado verde, ha sido concebida como un teatro al aire libre en el que hacen de bastidores las imponentes y larguísimas cristaleras, que la iluminación nocturna hace aún más espectaculares. Lugar ideal para albergar eventos organizados por la universidad y manifestaciones públicas, éste que se ha convertido en un punto de referencia de la ciudad no podía prever que su plaza, protegida por las corrientes, sería utilizada también como refugio nocturno para personas sin hogar. También ésta es la imponderable evolución de la arquitectura, cuando se integra completamente en el tejido y en las dinámicas del contexto urbano.
Mara Corradi

Proyecto: Dominique Perrault Architecture
Socios del proyecto Baum Architects, Seúl
Ingeniería: Perrault Projets, París (proyecto arquitectónico); VP&Green Ingenerie, París (proyecto estructural); HL-PP Consult, Múnich (servicios para la construcción); Jean-Paul Lamoureux, París (acústica), Rache-Willms, Aix-la-Chapelle (fachadas)
Consultores: Jeon and Lee Partners (Seúl), HIMEC (Seúl), CG E&C (Seúl), CnK Associates (Seúl)
Cliente: Ewha Campus Center Project T/F, Ewha Womans University, 11-1 Daehyundong, Seodaemun-gu, Seúl 120-750, Corea
Lugar 11-1 Daehyundong, Seodaemun_gu, Seúl 120-750, Corea del Sur
Superficie del solar 50.000 m2
Superficie construida 70.000 m2
Zonas verdes 31.000 m2
Concurso internacional por invitación: 2004
Inicio del proyecto 2004
Inicio de las obras 2004
Final de las obras: 2008
Fachada continua de vidrio
Fotografías: © André Morin / DPA / Adagp, © Perrault Projets / Adagp

www.perraultarchitecte.com


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×