06-11-2015

Patagonia: viajar de modo sostenible.

Estados Unidos,

Bar, Hotel,

La Patagonia. Un nombre, centenares de relatos y mil asociaciones. Un viaje no solo al fin del mundo, en una naturaleza de mítica belleza, sino también un cara a cara con un modo de viajar sostenible para salvaguardar la auténtica riqueza de estos territorios: el paisaje con su fuerza primordial. Un viaje a la Patagonia es un viaje sostenible.



Patagonia: viajar de modo sostenible.

Sostenibilidad como palabra clave de un estilo de vida al que no queremos renunciar, ni siquiera durante las vacaciones. Y la Patagonia nos ayuda en todo ello, esperando nuestra visita.
La UNWTO (United Nations World Tourism Organization) define el turismo sostenible como Tourism that takes full account of its current and future economic, social and environmental impacts, addressing the needs of visitors, the industry, the environment and host communities”.
¿Qué lugar podría ser mejor que la Patagonia para poner en práctica esta definición? En efecto, en la Patagonia, la verdadera atracción para el turista es justamente la naturaleza, el recurso que corre un mayor riesgo si se expone a una explotación imprudente. Y en Chile, más del 65% de los visitantes eligen la Patagonia por este motivo. No es casualidad que el Gobierno chileno, ya en 2010, decidiera invertir de manera intensiva en el turismo, declarándolo una de las actividades estratégicas del país y fomentando, entre otros, las certificaciones verdes a fin de facilitar al turista una elección consciente. Una política compartida también por las administraciones regionales.
Veamos de cerca algunas etapas, casi obligadas, cuando se planifica un viaje a la Patagonia meridional chilena. 


Partimos de Punta Arenas, que se disputa con la ciudad argentina de Ushuhaia el puesto de centro urbano de más de cien mil habitantes más al sur del mundo. La capital de la XII región de Chile, la región de Magallanes y Antártica Chilena, no es solo sede de un aeropuerto al que llegan diariamente vuelos de Santiago de Chile, sino también la meta principal de todos los que desean explorar sus tesoros medioambientales.
Desde aquí, con un autobús de línea, a través de paisajes patagónicos, se llega al fascinante pueblo de Puerto Natales, en la orilla del fiordo Última Esperanza, que, a pesar de su nombre poco tranquilizador, nos permite alcanzar, por mar, el parque nacional Bernardo O'Higgins, la mayor área protegida de Chile, que cubre una superficie de 35.259 km2. Aquí pueden verse el glaciar Pío XI y los campos de hielo más extensos del sur del mundo fuera de la Antártida. Un espectáculo natural que puede disfrutarse aún más si se observa desde el mar.
El parque nacional O'Higgins hace frontera con otro parque nacional chileno: el Torres del Paine. No es el mayor parque nacional del país, pero sí el más visitado. Más de 242.000 hectáreas entre montañas, glaciares y pampa, en las que las tres puntas de granito del Torres del Paine no solo dan el nombre al lugar, sino que son el referente del parque.


Una atracción turística de gran atractivo, la Patagonia, que obviamente requiere instalaciones hoteleras adecuadas, tanto desde el punto de vista arquitectónico como desde el de la sostenibilidad. Indicamos, a continuación, tres hoteles que, de manera diferente, pero todos ellos con gran atención y responsabilidad, ofrecen estancias realmente inolvidables.
El Hotel Awasi, en Tercera Barranica, se integra armoniosamente en su entorno y se distingue por el diálogo visual y material que establece con el paisaje. El complejo está formado por un área común, con espacios dedicados a recepción y restaurante, y, siguiendo el modelo de hostelería dispersa, doce “cabañas” distribuidas en el territorio. La construcción se inspira en el modelo autóctono de los refugios y se ha realizado con mano de obra local y con materiales tradicionales. La orientación de las distintas unidades está en función del grandioso espectáculo natural: el Torres del Paine, el bosque boreal y el Lago Sarmiento.
También en la ribera del Lago Sarmiento se encuentra otro hotel que consiste en un monolito de 200 metros de largo y con formas que recuerdan un leño fósil, modelado por el viento incesante de la Patagonia: el Hotel Tierra Patagonia, proyectado por el estudio de arquitectura Cazú Zegers. El hotel casi no se ve cuando se llega porque está perfectamente integrado en el paisaje majestuoso de la Patagonia chilena, en una fuerte simbiosis que se extiende a los interiores dominados, como las fachadas exteriores, por la madera típica “lenga” y por los materiales autóctonos y de producción local.
El tercer hotel es el EcoCamp Patagonia, el primer hotel geodésico del mundo, certificado de acuerdo con los estándares ISO14001 del Environmental Management System, a solo 11 km del campo base del Torre del Paine. El EcoCamp presenta, en su arquitectura, las formas de las viviendas de los Kawesqar, los habitantes originarios de la zona. Se trata de una mezcla entre iglú y cúpula, que conserva, de forma natural, la energía. El proyecto, de bajo impacto medioambiental, mejorado ulteriormente por la ejecución alzada para no obstaculizar el desarrollo de la fauna salvaje, incorpora baños secos ecológicos, el uso de energía renovable (viento, agua) y la reducción de residuos. Un lugar ideal para explorar a pie o a caballo el parque nacional.
Estas son algunas pequeñas sugerencias para quien sueña con ir a la Patagonia. Además, la literatura sobre esta parte de la tierra ciertamente no es escasa. Así, concluimos nuestro viaje con una cita tomada de “Patagonia Express” de Luis Sepúlveda, gran escritor y viajero chileno, que, hablando de la vida del gaucho, la figura tan mítica como el paisaje patagónico, escribe: “¿Y este cielo? ¿Y todas estas estrellas? ¿Son una mentira más de la Patagonia, Baldo? Y qué importa. En esta tierra mentimos para ser felices. Pero ninguno de nosotros confunde la mentira con el engaño.”

Christiane Bürklein

Image credits:
Punta Arenas - grayleen / shutterstock.com
Stretto di Magellano - Ksenia Ragozina / shutterstock.com
Torre del Paine - Yonguit Kumsri / shutterstock.com
Hotel Awasi - Fernando Alda 
Hotel Patagonia - Courtesy of Tierra Patagonia
 


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×
×

Manténgase en contacto con los protagonistas de la arquitectura, Suscríbase al boletín de Floornature