03-04-2019

Pabellón de Cuba en la XXII Exposición Internacional Trienal Milán

Vittorio Garatti, Roberto Gottardi, Ricardo Porro,

Christian Zecchin, Lorenzo Carmellini, Gianluca Di Ioia, Osmara Alberteris Canizares,

Milán, L'Havana,

Eventos,

Ladrillos,

Triennale di Milano,

Arte y Revolución. La participación de Cuba en la XXII Exposición Internacional de la Trienal Milán “Broken Nature: Design Takes on Human Survival” está vinculada a la experiencia de las Escuelas Nacionales de Arte de La Habana.



Pabellón de Cuba en la XXII Exposición Internacional Trienal Milán

Las Escuelas Nacionales de Arte de La Habana fueron un proyecto “revolucionario”, el más importante como realización arquitectónica, nacido en 1961 por deseo expreso de Fidel Castro y del Che Guevara. Un centro educativo gratuito para los jóvenes cubanos y de los países en vías de desarrollo, realizado en un antiguo club de campo y en un barrio de la alta burguesía cubana. Un proyecto iniciado en 1961 y que, pese a haber sido abandonado tras pocos años, en 1965, y pese a las inevitables transformaciones sufridas con el tiempo, nunca ha dejado de ser una fábrica de talentos internacionales. A este proyecto y a sus desarrollos futuros está dedicado el pabellón de Cuba en la XXII Exposición Internacional de la Trienal de Milán “Broken Nature: Design Takes on Human Survival” que puede visitarse hasta el 1 de setiembre. Exposición a la que vuelve Cuba después de 50 años, ya que la última participación se remonta a 1968, en la XIV edición, con ocasión de los 500 años de la fundación de su capital, La Habana.

Pasado, presente y futuro de las Escuelas Nacionales de Arte de La Habana son objeto del pabellón cubano en la Exposición Internacional de la Trienal de Milán. Un recorrido creado por el comisario Jorge Fernández Torres, superando la clásica iconografía histórico/arquitectónica, construido desde el interior a través de materiales inéditos, como imágenes y vídeos, realizados por los mismos estudiantes y profesores de la Universidad de las Artes para explicar un proceso de integración e influencia cultural aún activo.
El proyecto de los edificios de las Escuelas Nacionales de Arte de La Habana fue confiado en 1961 al arquitecto cubano de origen italiano Ricardo Porro (1925 – 2014), que invitó a colaborar con él a dos arquitectos italianos, Roberto Gottardi (1927 – 2017) y Vittorio Garatti (1927). Entre 1961 y 1965 se inició la construcción de cinco diferentes edificios: la Escuela de Artes Plásticas y la de Música, proyectadas por Ricardo Porro, la Escuela de Ballet y la de Danza Contemporánea, proyectadas por Vittorio Garatti, y, por último, la Escuela de Arte Dramático proyectada por Roberto Gottardi.
Los edificios compartían un enfoque similar en cuanto a materiales, morfología y estructuras de carga, opciones determinadas por los ideales estéticos del tiempo y las "condiciones del entorno". El ladrillo producido in situ, por ejemplo, era el material preferido como expresión del artesanado local, pero también es verdad que el embargo estadounidense hacía costosa la importación de acero o cemento. Incluso en un clima de “libertad creativa” y en el respeto de las funciones específicas de cada edificio, los arquitectos proyectaron obras que encarnaban la “cubanidad”, respetando la topografía del emplazamiento e integrando las construcciones en el paisaje.

Solo dos de las cinco escuelas iniciadas fueron completadas en los años sesenta. Hoy están en curso de realización y serán presentados en la Trienal dos proyectos italianos que se proponen revitalizar el complejo de las Escuelas de Arte, incorporado a la Watch List del World Monument Fund en 2000 y a la World Heritage Tentative List de la UNESCO en 2003.
El primer proyecto consiste en la redacción de un Plan de Conservación y Gestión de todo el complejo. Está coordinado por el Politécnico de Milán, con la Universidad de Princeton, la Universidad de Parma, Assorestauro, el Comité Vittorio Garatti y cuenta con la financiación de la Getty Foundation en el marco del programa Keeping it Modern.
El segundo proyecto consiste en la restauración, la consolidación estructural y la refuncionalización de la Escuela de Teatro de Roberto Gottardi. Está financiado por la AICS (Agencia Italiana para la Cooperación y el Desarrollo) del MAECI (Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación Internacional) y cuenta con la participación del Departamento DiDA de la Universidad de Florencia.

(Agnese Bifulco)

The Cuba Pavilion at the XXII Triennale di Milano by the Ministerio de Cultura de Cuba/ Consejo Nacional Artes Plásticas, represented by Commissioner Norma Rodríguez Derivet.
Curated by Jorge Fernández Torres (curator), Christian Zecchin and Umberto Zanetti (co-curators).
Sponsor: Embajada de Cuba en Roma and the Consulado de Cuba en Milán, with the collaboration of the Asociación Cultural Cubeart in Italy.
Photo by Osmara Alberteris Canizares, Lorenzo Carmellini, Gianluca Di Ioia, Christian Zecchin


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×