23-02-2010

Museo de las ruinas del Castillo de Kanayama: Kengo Kuma

Kengo Kuma,

Japon,

Museos,

Lápida, Cemento,

En el museo de las ruinas del Castillo de Kanayama, en Japón, Kengo Kuma diseña una trama decorativa de piedra que aligera los volúmenes de cemento. La geométrica composición de los módulos abraza los muros exteriores, paredes y techos interiores, elementos de división de los espacios realizando la identidad de la arquitectura.



Museo de las ruinas del Castillo de Kanayama: Kengo Kuma

En 2006 la ciudad japonesa de Ota, en la Prefectura de Gunma, confió a Kengo Kuma la realización del centro cultural museístico dedicado al famoso castillo de Kanayama, que se remonta a la segunda mitad del siglo XV.
El turista es capaz de percibir la grandeza de la construcción original y su valor histórico solo si pasea entre las ruinas de los muros y las pavimentaciones de piedra de la antigua fortaleza. A los pies del sitio surge hoy también el museo dedicado al monumento, que observa y traduce la trama de sus piedras para integrarse en el contexto histórico y paisajístico. La arquitectura de Kuma estudia una trama bidimensional de piedra, compuesta por dos formas de patrones, integradas y multiplicadas para revestir completamente el cuerpo de cemento, destinado a albergar las colecciones del museo y el desarrollo de sus actividades. Este lenguaje busca la definición de los volúmenes mediante la decoración geométrica de las superficies y así el impacto del cemento se minimiza ya que la solución de revestimiento restituye una visión fragmentada de las fachadas. Los patrones decorativos son de dos tipos, uno cuadrado y el otro rectangular, dimensionados de modo que una persona pueda transportarlos a mano: “engastados” en la estructura metálica, las piedras decorativas que revisten los muros crean un ritmo dinámico y, cuando se alargan hasta más allá de la pared como en la entrada sur, agudizan la sensación del movimiento en la fachada. La dedicación por el detalle, como módulo del conjunto, organiza una malla matemáticamente definida, de la que se obtiene el pleno gobierno del proyecto.
Al contrario que en algunas experiencias del pasado, en las que Kengo Kuma utilizó la superficie decorada para establecer una relación visual entre la arquitectura y el paisaje, como escudo evocador hacia el exterior, en este edificio la decoración es entendida exclusivamente como elemento distintivo y simbólico. Donde se interrumpe, entonces las paredes son completamente acristaladas y las estancias expositivas y los laboratorios del museo se asoman libremente sobre el jardín o sobre la plaza central revestida de baldosas monocromas y grava. Al igual que una enredadera sobre los muros, la decoración se insinúa también dentro del edificio, en los pretiles de las escaleras, a lo largo de las paredes y de los techos de los espacios, donde dicta el ritmo de los puntos de luz. Una vez más Kengo Kuma utiliza su fuerte signo proyectivo para caracterizar una arquitectura, cuya coherencia no es puesta en discusión por excesos propagandísticos.
Mara Corradi

Proyecto: Kengo Kuma & Associates
Cliente: Ciudad de Ota, Prefectura de Gunma
Lugar: Ota, Gunma (Japón)
Proyecto de las estructuras: Oak Structural Engineering
Superficie útil bruta: 1.319,45 m2
Superficie del solar: 3.318,69 m2
Fecha de inicio del proyecto: septiembre de 2006
Fecha de inicio de las obras: octubre de 2007
Fin de las obras: mayo de 2009
Estructuras de hormigón reforzado y acero
Revestimiento de piedra
Fotografías: ©Takeshi YAMAGISHI

www.kkaa.co.jp


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×