15-09-2008

Muralla Nazarí, Antonio Jiménez Torrecillas, España, 2006

Deportes y Bienestar, Paisaje, Bar,

Lápida,

Premio,

El remiendo de la Muralla Nazarí que rodea el barro medieval del Albaicín, en las inmediaciones de Granada, es una intervención de gran sugestión emotiva que está dirigida a recuperar una zona en abandono y a transformarla en un espacio público.



Muralla Nazarí, Antonio Jiménez Torrecillas, España, 2006 El remiendo de la Muralla Nazari que rodea al barrio medieval del Albaicin, en las inmediaciones de Granada, es obra de Antonio Jimenez Torrecillas.
La intervencion, de gran sugestion emotiva, esta dirigida a recuperar una zona en abandono y a transformarla en un espacio publico.
El proyecto interacciona con una muralla del siglo XIV destruida a lo largo de 40 metros por un terremoto. "Queriamos restituir este limite respetando el paisaje", explica el proyectista.
El objetivo ha sido, por tanto, reconstruir una trama, recuperar la linealidad de una memoria, de una historia, de un camino que se remonta a hace mas de 700 a?os. Intervencion delicada, que Torrecillas ha afrontado con suma sensibilidad, apuntando al valor simbolico de la piedra y de sus componentes cromaticos para enlazar el pasado con el presente.
La reconstruccion no se ha llevado a cabo por anastilosis, sino que mas bien se ha adoptado una tecnica diferente que ha permitido evitar la sensacion de falso historico.
El trabajo consiste en una retejedura realizada utilizando losas de Granito Rosa Porri?o, cuyas tonalidades ocre y rojizas recuerdan a las estriaciones del tapial empleado para la construccion de la muralla. Las losas de 3 centimetros de espesor con largo fijos, estan apiladas unas sobre otras y fijadas con una capa muy fina de resina epoxidica de alta resistencia.
La intervencion queda adosada a la estructura originaria, pero no en contacto con ella, para preservar los volumenes de la misma, pero tambien para aludir a la distancia temporal entre las dos obras de piedra.
El proyecto preve un doble urdido, dentro del cual se crea un intersticio que se convierte en un paseo en el corazon de la piedra, en el tiempo, en la historia. Desde aqui, en una atmosfera suspendida, casi metafisica, el visitante puede explorar el escenario del barrio del Albaicin.
Entre una losa y la otra, entre sombras y luces, se crean troneras, aparentemente casuales, de hojas abiertas hacia el paisaje, que permiten encuadrar el contexto segun perspectivas y cortes siempre diferentes.
La muralla se transforma asi en un espacio publico, en un lugar de meditacion, de parada, de reflexion, de encuentro. La muralla, de linea de la memoria interrumpida, esta preparada para continuar su viaje en el presente, en busca de nuevos horizontes urbanos, de nuevas interacciones con la poblacion y con los visitantes.
La de Torrecillas no es una obra de clamor formal, sino que mas bien es un proyecto de signos, fisicos y metaforicos, de gestos, concretos y sentimentales. Es una ocasion para dar nueva vida a un territorio interrumpido, mudo, al que la fuerza de la naturaleza ha quitado la palabra durante a?os.
El trabajo, terminado en el 2006, ha recibido ya diversos premios. Entre estos, obtenidos ambos en el 2007, la mencion de honor del Premio Barbara Cappochin por "la original reinterpretacion de un muro de defensa que se convierte en edificio y ya no en barrera, elemento espacial y disfrutable que reorganiza el contexto", como ha comentado el jurado y el Premio Internacional Arquitecturas de Piedra.

Francesca Oddo

GALLERY


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×
×

Manténgase en contacto con los protagonistas de la arquitectura, Suscríbase al boletín de Floornature