31-03-2015

Milano pre Expo: la plaza del futuro

Italo Rota, Ignazio Gardella, Aldo Rossi, Gae Aulenti, Carlo Ratti,

Milán,

Cuadrados, Expo, Biennale di Venezia,

Venice Biennale,

Milano pre Expo inaugura 17 mil metros en Portello. Nueva York inaugura las plazas micro. El concepto arquitectónico de plaza se renueva con el fin de atenuar las desigualdades, con la mirada puesta más allá de modas y tecnologías. Un lugar público capaz de medir el grado de democracia de la comunidad, y sobre todo un lugar que no es sólo de paso, sino que es un núcleo vital que actúa de nexo en el tejido urbano y social de la ciudad.



Milano pre Expo: la plaza del futuro

Plaza Gae Aulenti
La plaza Gae Aulenti es una plaza tranquila, circular y elevada 6 metros respecto al nivel de la calle. Proyectada por el arquitecto argentino Cesar Pelli como complemento de las torres del mismo nombre y dedicada a uno de los grandes nombres de la arquitectura y el diseño italiano, Gae Aulenti, desaparecida hace poco. La nueva plaza surge al pie del rascacielos del arquitecto Cesar Pelli, en el barrio de Garibaldi-Repubblica y cuenta con tres fuentes circulares, rodeadas por soportales y un banco escultura de piedra que mide 105 metros. Adoquinada con pizarra, la plaza tiene una superficie de 2.300 metros cuadrados, con 80 de diámetro. 

Plaza Gino Valle
Surge en Portello la plaza Gino Valle, la más grande de Milán, dedicada al «padre» histórico del proyecto, el arquitecto Gino Valle. Las calles adyacentes están dedicadas a los arquitectos Aldo Rossi e Ignazio Gardella. Tres arquitectos y diseñadores del siglo XX que a partir de ahora quedan vinculados a una zona que simboliza grandes transformaciones urbanísticas para Milán. Se ha colocado en la plaza un bajorrelieve de Emilio Isgrò, «Grande Cancellatura per Giovanni Testori». 
La gran plaza peatonal inclinada está rodeada por tres edificios destinados a actividades comerciales y servicios, y se abre como un abanico frente al edificio de la antigua Feria de Milán. La cuesta sube hasta llegar a un nivel de 7 metros, y continúa hacia el parque con una pasarela peatonal que cruza la carretera, y así define el eje principal de todo el plan de Portello. Además la estructura de la plaza inclinada, tiene una superficie de 17 mil metros cuadrados, con dos niveles subterráneos y uno en planta de calle donde se han emplazado un aparcamiento público y plazas de garaje dedicadas a los edificios, más servicios, locales comerciales y un restaurante.


Plaza de via Marconi
El Museo del Novecento (museo del siglo XX), proyectado por los arquitectos Italo Rota y Fabio Fornasari se encuentra ante una plazoleta que aun siendo un espacio de tamaño reducido, desempeña una función pública en cuanto pequeño espacio urbano, que favorece la relación, el intercambio, el encuentro y la socialización entre los propios visitantes del Museo. Una dimensión que en realidad resulta más humana y encaja perfectamente con el deseo del saber y de la cultura.

Piazzetta dei Filodrammatici
El arquitecto Carlo Ratti, artífice de la ampliación del Caffè Trussardi con una terraza acristalada sobre la cual se colocó un jardín vertical realizado por el botánico Patrick Blanc, ha contribuido a la nueva imagen de la Piazzetta dei Filodrammatici. El proyecto parte del hecho que a cada relación virtual se corresponde la necesidad de un encuentro físico en el espacio real. Las redes se amplían y la consecuencia más directa es la creciente importancia de la Plaza. Actualmente hacen falta lugares tranquilos, protegidos por una arquitectura que se ponga al servicio del ciudadano. Espacios en los que poder trabajar también, permitiéndoles a los ciudadanos reconquistar los espacios públicos para utilizarlos y cuidarlos. 


Como contratendencia, pensando en las plazas del futuro, la ciudad de Nueva York considera superados el exceso de espacios arquitectónicos sobredimensionados, donde a menudo es incluso imposible realizar físicamente lugares de reunión, y así en alternativa se han empezado a lanzar proyectos de micro plazas al servicio de la ciudad. Presentamos como ejemplo el NYC Plaza Program.

NYC Plaza Program
El NYC Plaza Program está dedicado a todas las organizaciones sin fines de lucro que quieran presentar un proyecto de plaza en todas las zonas de la ciudad. El objetivo consiste en crear plazas de barrio, de forma que todos los neoyorquinos cuenten con un lugar al que se pueda llegar a pie para reunirse y pasar su tiempo.
Se crean así itinerarios urbanos con plazas muy frecuentadas como High Line, con un parque en el lugar antes ocupado por un ferrocarril en desuso; o Four Freedom Park; el proyecto para renovar Times Square; el Grand Army Plaza Greenmarket; y sobre todo el Brooklyn Bridge Park, un enorme parco con vistas de autor, símbolo de una actuación urbanística sin precedentes en la ciudad de Nueva York, que se propone reconvertir una extensa zona de la metrópolis.
La plaza, por lo tanto, entendida como expresión de una comunidad multiétnica, como se ilustró en vídeo en el Pabellón Italia de la Bienal de Venecia, con el título secundario de “La vida se adapta a los espacios que se adaptan la vida”. 
Conclusión: ¿cuál es el mayor aliciente de la plaza? El de no tener horario, como un centro comercial, al que se puede ir cuando se desea. La plaza es la expresión directa de una comunidad, de una serie de personas que conviven y se relacionan a diario.

Cintya Concari


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×
×

Manténgase en contacto con los protagonistas de la arquitectura, Suscríbase al boletín de Floornature