03-10-2002

Michael Graves: Sheraton Miramar Resort, 1995

Bar, Hotel, Restaurantes, Deportes y Bienestar,

El Gouna es una famosa localidad turística situada al norte de Hurghada, en Egipto, dotada de múltiples instalaciones para cualquier tipo de diversión, deportes y excursiones. En la zona más exterior de este lugar de ensueño surge el Sheraton Miramar Resort, un hotel de cinco estrellas que se extiende por un grupo de nueve islas formadas por maravillosas lagunas y playas de arena.



Michael Graves: Sheraton Miramar Resort, 1995 La estructura se encuentra immersa en una vegetación exhuberante, entre las montañas del desierto oriental y las aguas cristalinas del Mar Rojo, y representa el lugar ideal para pasar unas vacaciones rodeados del relax y de la diversión. De hecho, existen múltiples espacios públicos e instalaciones que permiten llevar a cabo diversas actividades, sin necesidad de desplazarse del complejo hotelero.
El proyecto de esta construcción es obra del arquitecto americano Michael Graves y se remonta a 1995; sin embargo, el hotel fue terminado en 1997. Este se extiende por una superficie de 150.000 m2, rodeada por todas partes de playas y de lagunas unidas al mar mediante canales artificiales.
El hotel presenta una entrada imponente y espectacular. La zona reservada a la recepción se configura como un enorme espacio distribuido en dos plantas y recuerda a las antiguas salas faraónicas, gracias a su gruesas paredes y a sus columnas monumentales.
Las habitaciones, en número de cuatrocientas, están subdivididas en grupos identificables en base a elementos específicos que caracterizan las fachadas; además, todas ellas están dotadas de terraza privada, desde la que es posible admirar el Mar Rojo y las miriadas de lagunas de alrededor.
En las plantas superiores encontramos dos "executive suites" y seis "junior suites", que parecen verdaderas y propias mansiones principescas, ya que tienen un techo en forma de pirámide o cono, en el cual se ha practicado una abertura rectagunlar que permite filtrarse a la luz natural.
Frente al Miramar Resort se halla un patio delimitado por una glorieta en la que hay piscinas para niños y para adultos y un edificio en el que es posible entrar en una sauna; completan el conjunto un bar, un restaurante y un aparcamiento cercado por un soportal de dimensiones mastodónticas.
Graves ha diseñado también el mobiliario del interior, constituido por muebles sencillos y al mismo tiempo sofisticados, que han sido fabricados en el lugar para dar un toque más tradicional a la construcción.
Se puede afirmar con seguridad que la estructura del hotel se configura en muchos aspectos como una reinterpretación del antiguo arte egipcio; además, la fusión de los estilos árabe y mediterraneo hace del Sheraton una obra maestra arquitectónica de fama mundial. Yendo hacia El Gouna, Graves ha encontrado al influyente arquitecto Hassan Fathy y el resultado ha sido un intercambio de ideas útiles para ambos; lo que ha permitido construir una estructura, como es la del Miramar Resort, que se puede considerar el fruto de una profunda armonía entre dos estilos inimitables.

Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×
×

Manténgase en contacto con los protagonistas de la arquitectura, Suscríbase al boletín de Floornature