10-01-2003

La biblioteca de Alejandría de Egipto

Bibliotecas, Museos, Teatros, Oficinas, Sala,

Lápida, Madeira,

El 1 de octubre de 2001 se abrieron por fin las puertas de la nueva biblioteca de Alejandría de Egipto que, después de haber sido un símbolo mitológico del saber en la antigüedad clásica, vuelve a materializarse en formas concretas, deseadas fuertemente por la Unesco, relanzando con su posición estratégica en el corazón del Mediterráneo, (sobre la corniche, en los alrededores de la universidad), su papel dominante como faro del conocimiento en el mundo



La biblioteca de Alejandría de Egipto Con una ingente financiación a cargo de la comunidad internacional, se ha querido realizar un complejo de dimensiones extraordinarias, para relanzar la imagen de Alejandría de Egipto como era en los sueños de Alejandro y de Ptolomeo, como una encrucijada de culturas que logró recoger algunas de las mentes más ilustres del pasado, entre las que hay que destacar a Calímaco, Teócrito, Euclides y Eratóstenes.

La nueva cuna del saber universal toma las formas colosales de un anfiteatro sobre siete niveles, cada uno de los cuales está dedicado a los diversos grupos de disciplinas en que se articula el conocimiento: filosofía, psicología, religión, geografía e historia en el primero, lenguaje y retórica en el segundo, arte y arquitectura en el tercero, nuevos medios de comunicación, periodismo, estadística, economía, comercio y comunicaciones en el cuarto, ciencias sociales en el quinto, ciencias naturales y matemáticas en el sexto, y finalmente, en el cuarto, las nuevas tecnologías. Precisamente en este plano se ha creado una inmensa sala de lectura, que con sus 3.500 asientos y 10.000 visitantes al día es la más grande jamás realizada.

La impronta futurista que la caracteriza es fruto de la elección del estudio noruego Snohetta-Hamza, al que se deben la elegante y cálida decoración de madera escandinava y las soluciones técnicas, como el sistema antirreflejo, el reciclado del agua para la limpieza de los cristales, y el estanque situado frente al edificio para absorber la evaporación salina.

A la biblioteca están conectados un centro de congresos y un planetario, que emerge de la explanada con su forma esférica, en parte enterrada en la pirámide invertida en la que se halla el Museo de la ciencia. Alrededor se encuentra una larga pared de granito que subraya la multietnicidad del sentido del cual todo el lugar se vuelve testigo, mostrando grabados en la piedra los caracteres de todos los alfabetos del mundo.

En el techo se articula una articulada estructura de sistemas telemáticos que gestionan una desmesurada colección de libros y de documentos puestos en red y que se pueden consultar por todos gracias a sofisticados sistemas de catalogación y de búsqueda multilingüe.

La multimedialidad de todas las funciones de la biblioteca está garantizada por monitores y conexiones a Internet en todas las plantas, además de una estructura de búsqueda de alta tecnología que recibe material en microfilms y cd-room de todo el mundo.

Además de diversas colecciones únicas sobre las civilizaciones antiguas y medievales, la biblioteca de Alejandría guarda raros tesoros de la cultura egipcia y griego-bizantina, y en el intento de relanzar la imagen de la civilización egipcia en el mundo se ha instituido la biblioteca virtual del Mediterráneo. La biblioteca será inaugurada oficialmente el 23 de abril de 2002, pero mientras tanto en la dirección http://www.bibalex.gov.eg es posible adentrarse en una visita virtual a través de este colosal monumento a la cultura de todos los tiempos, destinado a retomar su papel de faro que ilumina la civilización moderna.

Rosy Strati

Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×
×

Manténgase en contacto con los protagonistas de la arquitectura, Suscríbase al boletín de Floornature