17-04-2019

Harquitectes: casa de vacaciones en Ullastret, Girona

Harquitectes,

Adrià Goula,

Girona, España,

Ville,

Mies van der Rohe Award,

Seleccionada entre los 40 finalistas del Eu Mies Award 2019, la casa de vacaciones en la localidad de Ullastret, a treinta kilómetros de Girona, en España, ha concentrado las miradas en la obra del estudio Harquitectes.



Harquitectes: casa de vacaciones en Ullastret, Girona

El estudio Harquitectes de Sabadell había sido el autor de la interesante obra de rehabilitación funcional de las antiguas Cristalerías Planell en Barcelona, de la que también se ha ocupado Floornature recientemente. Ahora realiza el proyecto de una casa de vacaciones en Ullastret, obra en la que se expresa combinando una reflexión sobre la construcción existente con el proyecto de un edificio nuevo.
El componente histórico tiene gran importancia en Ullastret donde además de las ruinas arqueológicas de Puig de Sant Andreu se conserva un asentamiento urbano de origen medieval. Las diez torres del antiguo castillo y un pequeño núcleo de calles estrechas y empinadas constituyen aún hoy el centro de la localidad. Muros de piedra y ladrillo han caracterizado las viviendas a lo largo de los siglos, definiendo la identidad del centro urbano.
En el cruce entre Carrer Notaria y Carrer Firal que van desde el centro hacia los campos de las afueras, se encontraban unas tapias de piedra antiguas que delimitaban unas parcelas baldías. El aspecto tosco e irregular de los cantos que se habían ido modificando con el tiempo, aportaban a dichos muros una gran fuerza expresiva. El proyecto se había propuesto salvarlos, incluyéndolos de alguna manera en la nueva construcción, pero como el planeamiento municipal vigente obligaba a cesiones de vial, debiendo ensanchar la calle, fue necesario derribarlos.
Por eso en el cruce el recinto de la propiedad retrocede a la fuerza, pero se decidió aprovechar el nuevo perímetro para realizar la fachada principal de la casa. En lugar de colocar la construcción en el centro del jardín protegida por un nuevo cercado, los muros de la vivienda ejercen de nuevo confín y así el proyecto construye una obra de arquitectura introspectiva, completamente volcada hacia dentro. En síntesis, se traza una muralla que ciñe el jardín, y dentro de dicha muralla se distribuyen las habitaciones, dando todas al patio. Al igual que en épocas medievales, el edificio se adapta a la geometría de la calle y tiene una sola planta para mantenerse a la misma escala que el muro de piedra anterior.
Recuperada de esta forma la continuidad urbana, la casa también representa la ocasión de experimentar un tipo de vivienda insólita para la zona, una casa de una sola planta, que hace resaltar la topografía variable del contexto.
La casa sigue las lógicas constructivas y materiales de la tapia del recinto original, adaptándolas a las exigencias actuales. Se ha construido completamente con muros de carga, reutilizando las piedras del viejo muro y mezclándolas con áridos propios de solar, unidos con cal, cemento y una pasta de arcilla cruda dentro de encofrados de madera. Una vez terminada la pared, las capas exteriores que dan a la calle se repicaron a mano hasta hacer aflorar la piedra, mientras que por dentro queda el acabado pulido del encofrado.
Este contraste queda subrayado también por la configuración arquitectónica de los dos frentes principales: el exterior, hermético, presenta pocas aberturas hacia la calle más las dos entradas, la peatonal central y la de coches en el extremo este. El frente interior en cambio es completamente extrovertido, sin cierres, muestra únicamente paredes acristaladas creando un diálogo constante e ineludible con el jardín. La planimetría de la obra traza un amplio arco que ciñe los casi 1000 m2 del solar. En el lado oeste se encuentran los dormitorios y un estudio, intercalados por patios, mientras que en el lado este están ubicados los espacios comunes. Los espacios de servicio, que necesitan mayor aislamiento y menos luz, se han colocado más hacia el interior. En algunos casos los grandes espesores de las paredes incorporan mobiliario empotrado, así como las instalaciones. Los espacios de más uso son todos acristalados y dan al patio particular. La comunicación entre dichos espacios queda estimulada por el itinerario ideal de las puertas interiores que va en dirección del jardín. El estilo industrial de la decoración, con canalizaciones a la vista, cerramientos de madera mate, paredes de cemento pulido, se confirma en la elección del mobiliario estructural, de madera contrachapada rústica. Los diferentes materiales se eligieron también en función de una misma paleta cromática de beis y grises claros, colores que se inspiran en la naturaleza circundante, compuesta de tierra y piedras.

Mara Corradi

Architect: HARQUITECTES (David Lorente, Josep Ricart, Xavier Ros, Roger Tudó)
Collaborators: Montse Fornés, Maya Torres
Location: Ullastret, Girona (Spain)
Client: Private
Project years: 2014-2016
Construction years: 2016-2017
Usable floor area: 330 sqm
Total area: 1106 sqm
Photographer: © Adrià Goula

Selection Mies van der Rohe Award 2019

www.harquitectes.com


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×