01-12-2021

Foster + Partners: Safra Center for Brain Sciences, Jerusalén

Foster + Partners,

Harel Gilboa,

Jerusalén,

Arquitectura y Cultura, Colegios y Universidades,

Una puerta entre la universidad y la ciudad: este es el objetivo de la nueva sede del Safra Center for Brain Sciences, proyectado por Foster + Partners en Jerusalén. Las decoraciones parasoles de las fachadas reproducen las conexiones entre las neuronas y la piedra autóctona es el vínculo con el paisaje israelí.



Foster + Partners: Safra Center for Brain Sciences, Jerusalén
El Safra Center for Brain Sciences, un instituto dedicado al estudio de la neurociencia fundado en 2009 que toma su nombre del conocido matrimonio de filántropos Edmond y Lily Safra, cuenta ahora con una nueva sede en Jerusalén. Situado en una colina en pleno barrio de Givat Ram, el edificio realizado en piedra de Jerusalén y filigrana metálica ha sido proyectado por el estudio Foster + Partners, que ha colaborado con los arquitectos israelíes de YBGSNA (Yuval Baer Galit Shifman-Nathan Architects).
La trascendencia pública del nuevo pabellón se deduce también de la posición que ocupa en el Givat Ram, una zona central de Jerusalén, donde tienen su sede muchas de las instituciones nacionales más importantes, como el Knesset, el parlamento israelí, la Corte Suprema, el Banco de Israel, la Biblioteca Nacional y la Hebrew University of Jerusalem, de la que forma parte el nuevo edificio. Su arquitectura transparente, descompuesta en partes, con tejado corredizo, basada en las enseñanza de la biofilia, realiza los mismos principios en los que se inspira el centro y a los que aspira a convertirse, es decir, una puerta simbólica entre las actividades del campus universitario y la ciudad.
La ciencia y la creatividad, la mezcla de saberes y la interdisciplinariedad han influido profundamente en una obra que se basa en pocos elementos arquitectónicos claros que determinan la inmediata comprensión de los bloques principales, de los sistemas de circulación y de los instrumentos para la climatización pasiva.
El proyecto de Norman Foster diseña un pabellón construido en dos volúmenes paralelos con cuatro niveles más dos de sótano para los aparcamientos. Las plantas sobre tierra están dedicadas a los laboratorios y las oficinas, y delimitan un espacio lineal central repleto de vegetación, inspirado en el tradicional patio mediterráneo. Los lados cortos están acristalados y en parte son abiertos porque el edificio procura introducirse en el paisaje sin una definición precisa de los confines entre el interior y el exterior. La cubierta está compuesta por un bastidor de acero con elementos móviles de ETFE, un polímero de lo más ligero, que posee excelentes propiedades térmicas para mitigar la radiación solar, y se extiende en voladizo con un sistema de rejilla que actúa como parasol. La posibilidad de abrir completamente la parte central del tejado durante la estación más cálida logra generar un flujo de aire por las aberturas de la planta baja hasta la parte más alta, logrando que los interiores se refresquen constantemente.
La fachada acristalada del edificio presenta unos apantallamientos de aluminio que en su conjunto imitan a las neuronas y sus conexiones. No se trata de un simple elemento decorativo, el diseño está inspirado en los de Santiago Ramon y Cajal, artista y anatomista del siglo XIX, considerado el padre fundador de la neurociencia moderna. Al cubrir solo desde la primera a la tercera planta, las pantallas subrayan la diferencia con la planta baja y con la última bajo el tejado también en su función. En el primer caso, las fachadas se interrumpen con la presencia de pilares estructurales. La cubierta de rejilla en voladizo contribuye a desmaterializar la construcción, aligerando así el impacto del edificio.

Los dos volúmenes principales acogen laboratorios en tres plantas, conectadas mediante hub sociales, situados en el bloque acristalado del lado oeste, que actúa como conexión y contiene también el sistema de circulación vertical. Los espacios de encuentro son flexibles, amplios y espaciosos, y por un lado dan al barrio de Givat Ram mientras que por el otro miran al patio mediterráneo. Este espacio al aire libre exhibe árboles de pomelo ordenados a lo largo de un sutil estanque de agua. Está de todas formas reparado por la cubierta retráctil, y así asume las cualidades y características climáticas de un oasis en el que resulta agradable detenerse, discutir y pasar ratos en compañía. El objetivo es favorecer la interacción y el intercambio de ideas entre los investigadores y los alumnos de las distintas disciplinas, especialmente en los momentos de relax.
Alrededor del patio, donde los límites entre dentro y fuera se difuminan en la vegetación áspera de Israel, la planta baja contiene estructuras didácticas, un auditórium para 200 personas, una biblioteca, una cafetería y una gallería de arte que invitan a que se acerquen el campus y el barrio.
Y esta es la función más importante de un edificio dedicado a la investigación y la cultura, la de erigirse en puerta entre mundos distintos, ya sean las asignaturas, humanistas y científicas, o bien las personas dentro de la ciudad.
El color y la trama de la Piedra de Jerusalén vinculan con fuerza la nueva construcción con la tierra, trasponiendo a la obra edificada los colores que caracterizan el paisaje israelí. El verde de las cimas de los árboles y el naranja de los cítricos se recortan sobre el típico fondo ocre.
Desde el punto de vista de las estrategias medioambientales, además de los parasoles, el tejado retráctil y la creación de sistemas de ventilación natural, el edificio está orientado de este a oeste, para aprovechar de la mejor forma la iluminación natural a la vez que reduce la radiación más fuerte y directa. La aplicación de la Piedra de Jerusalén como revestimiento no es solo una elección simbólica, sino una estrategia que contribuye e la economía nacional.

Mara Corradi

Architect and Interiors: Foster + Partners
Client: Hebrew University of Jerusalem
Foster + Partners Design Team:
Norman Foster, David Nelson, Spencer de Grey, Stefan Behling, Darron Haylock, Matthew Hayhurst, Parul Singh, Kadri Kaldam, Apostolos Despotidis, Joana Santos, Josef Musil
Foster + Partners Engineers: Roger Ridsdill Smith, Xiaonian Duan, Piers Heath
Collaborating Architect:
YBGSNA (Yuval Baer Galit Shifman-Nathan Architects)
Project Managers: Baran Group
Laboratory Design and Systems Coordination Consultant: Sherman Architects
Structural Engineer: Labaton & Partners
Mechanical and Electrical Engineers: I. Irony
Cost Consultant: Mitar
Lighting Consultant: Moshe Levy - Krausher-Levy, Electrical Engineering
Landscape: Moria-Sekely Landscape Architect
Main Contractor: Narsha / Danko
Facade Contractor: Alumeshet
Construction Start: 2014
Completion date: 2020
Site Area: 5,130 sqm
Area (Gross): 15,724m 
Typical Floor Area (Gross): 2,100 sqm
Number of Floors: 5 including 2 basements
Building Dimensions:
Height: 22m
Length: 75m
Width: 59m
Parking Facilities
Car parking spaces: 100
Disabled: 4
Bicycles: 60
Number of laboratories: 28
Roof weight: 300 tonnes
Number of Unique Facade Panels for Neuron Screen: 290 Panels
Number of Facade Support Spigots for Neuron Screen: 1403 Spigots

Photos by: © Harel Gilboa

 


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×
×

Manténgase en contacto con los protagonistas de la arquitectura, Suscríbase al boletín de Floornature