15-09-2004

FLUID,
Architetti Associati

Michele Marchese,

Roma,

Tiempo libre, Bar,

Madeira,

"Es la exaltación del tacto. Mejor: la exaltación de la necesidad táctil" se complace divertido Michele Marchese, 46 años, arquitecto de Catania-americano, mientras juguetea con un gran bolígrafo Montblanc.
Su última criatura se llama Fluid.
Ciento cuarenta metros cuadrados de local - un espectacular music-bar con Djset - abierto en el vientre de un edificio romano a su modo "histórico": ese edificio de via del Governo Vecchio que en los años sesenta albergaba al feminismo más radical y sus comprometidísimas discusiones político-sociológicas.



FLUID,<br> Architetti Associati La larga, sinuosa, barra - doce metros que se alargan en profundidad siguiendo la volumetria del local - es materia en estado puro: cantos blancos de rio, lisos y pulidos, encauzados - pero libres de moverse - en una estructura reticular en varilla de acero con forma de ala de aeroplano.
Cantos con los que juguetear, cantos para acariciar mientras uno se toma una copa apoyado en la barra, que esconde un alma tecnologica apenas revelada por una luz blanca que proyecta extra?as formas en el suelo de madera wenge pintada de negro.
Contraste de materia, por tanto. Pero tambien contraste de color. Apenas atenuado, en verdad, por una eterea neblina blanca que flota, suave e impalpable, sobre todo el suelo.

Fluid es ludico. Y cada elemento, cada objeto, cada detalle, esta alli para recordarlo. Como las paredes contrapuestas a la barra: paja y barro amasados a mano y echados en gigantescos bastidores circulares que apenas destacan de la pared por una explosion de luz. Objetos ludicos, si, pero siempre funcionales, esconden un alma tecnologica, el corazon palpitante del acondicionamiento.
Como las lamparas de techo de Catellani&Smith: enormes bolas de hilo de hierro brillantisimo suspendidas a media altura y cubiertas por led blanquisimos. Como los peque?os ovillos de hilo de hierro apoyados sobre la barra y sobre las mesas. Invitan: basta con tocarlos para que se enciendan. Otro toque ligero y se apagan suavemente.
El verdadero "juego" esta, sin embargo, ahi en la pared de fondo. Escenografico e iluminado te captura ya en el umbral: una cascada de agua azul, "el elemento esencial de la vida", sugiere Michele Marchese.

Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×
×

Manténgase en contacto con los protagonistas de la arquitectura, Suscríbase al boletín de Floornature