24-09-2019

Feld72 complejo residencial Maierhof vivir en común con vistas a las montañas

Feld72,

Hertha Hurnaus,

Bludenz, Austria,

Condominios, Residencias,

En uno de los territorios preferidos por los amantes del esquí alpino, la región austriaca de Vorarlberg, concretamente en Maierhof, cerca de Bludenz, el estudio de arquitectura Feld72 ha terminado recientemente el complejo residencial homónimo. El proyecto valoriza tanto la relación con el entorno natural, a través de espacios abiertos con vistas a las montañas circundantes, como la socialización entre los residentes, mediante espacios compartidos, como la sala común.



Feld72 complejo residencial Maierhof vivir en común con vistas a las montañas

El estudio de arquitectura Feld72 ha terminado recientemente el complejo residencial Maierhof, que lleva el nombre de la localidad en que se halla, cercana a Bludenz, en la región austriaca de Vorarlberg. Estamos en uno de los territorios preferidos por los amantes del esquí alpino, en una comunidad dedicada a la agricultura, en la que el paisaje urbano está constituido por antiguos establos, casas unifamiliares y edificios residenciales de varias plantas. Todos estos elementos han sido valorizados por los arquitectos en el complejo residencial. En efecto, la relación con el entorno natural y urbano se ve favorecida por la distribución de los edificios, que crea espacios comunes abiertos con vistas al entorno y, en particular, a las montañas circundantes.

La voluntad común de clientes, entes locales y obviamente de los mismos arquitectos era que el proyecto del complejo residencial Maierhof se convirtiera en una ocasión para valorizar todo el barrio. Por este motivo, a través de iniciativas públicas, los ciudadanos fueron invitados a participar activamente en la definición de las peticiones que se harían a los arquitectos. Mediante esta participación activa se evidenció, por ejemplo, la necesidad de contar con pasos peatonales públicos y espacios abiertos comunes.
En el terreno elegido, un triángulo de unos 8.500 m2, los arquitectos de Feld72 decidieron subdividir el volumen en pequeñas unidades, de modo análogo a como se había hecho con éxito en otros proyectos de construcción en el Alto Adigio. En total se proyectaron ocho edificios de tres plantas, que retoman las proporciones de la preexistente Zürcherhaus y que, a primera vista, aparecen como cubos compactos e idénticos. En total son 67 apartamentos de varias medidas y una sala común distribuidos en los ocho edificios. Cada edificio es único. Las construcciones se diferencian entre ellas también por la orientación, de modo que mantienen diferentes relaciones visuales con el entrono y además refuerzan la idea de un pueblo. Un elemento significativo del proyecto es el área exterior, formada por una serie de “vacíos” con diferentes características espaciales. El proyecto de la vegetación y del paisaje ha sido realizado en colaboración con el estudio Gruber + Haumer. Antes que nada, los arquitectos han eliminado los coches. En efecto, los vehículos pueden acceder al aparcamiento subterráneo solo por el lado norte del terreno. Los peatones, por su parte, tienen el acceso principal en la plaza situada en la esquina sudoeste, punto de contacto entre el complejo y el barrio. En la plaza, los arquitectos han introducido y reinterpretado elementos propios de este espacio urbano, come la fuente, el muro con jardín, etc. Desde la plaza se accede al gran patio verde común y a seis de los ocho edificios. Es también el espacio dedicado a los juegos infantiles, a aparcar las bicicletas y a las reuniones. Se trata de una zona verde de todo el barrio, gestionada en colaboración con la ciudad, al igual que la sala común. Siguiendo el sendero del patio, se llega a los últimos dos edificios del complejo, que crean un espacio similar a una pequeña calle, con una zona de juegos a la derecha. El prado y el huerto para uso de la comunidad que se encuentra en el borde oriental del terreno completan el proyecto y constituyen el espacio de transición entre el conjunto residencial y los campos abiertos y el entorno natural.

(Agnese Bifulco)

Location: Bludenz, AT
Completion: 2019
Client: Wohnbauselbsthilfe

Architects: Feld72 http://www.feld72.at
Landscape Partner: Gruber + Haumer
Project Partner:
Statik: Hämmerle – Huster
Bauphysik: DI Bernhard Weithas
Haustechnik: Wilu
Elektro: EWA St. Anton

Collaborators: Zsuzsanna Balla, Elisabetta Carboni, Marino Fei, Ana Patricia Gomes, Raphael Gregorits, Insa Luise Höhne, Adrian Judt, Hanna Kovar, David Kovařík, Nora Sahr, Alexander Seitlinger, Rebecca Sparr, Arjan van Toorenburg

GFA: 7.420 m²
Images courtesy of Feld72 photo by Hertha Hurnaus


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×
×

Manténgase en contacto con los protagonistas de la arquitectura, Suscríbase al boletín de Floornature