24-01-2008

El Puente de acceso al Triennale Design Museum, Michele De Lucchi, Milán, 2007

Michele De Lucchi,

Milán,

Museos,

Design,

Madeira,

El 6 de diciembre pasado fue inaugurado en Milán el muy esperado y a menudo controvertido Triennale Design Museum.



El Puente de acceso al Triennale Design Museum, Michele De Lucchi,  Milán, 2007 El museo se integra en un proyecto más amplio de restauración, ordenación y adecuación de todo el Palacio de la Trienal a cargo de Michele De Lucchi.
En el 2002, el arquitecto fue encargado de volver a dar esplendor a las formas originarias del edificio proyectado, en 1931, por Giovanni Muzio poniendo gran atención a la esencialidad de los entornos, a la distribución de la luz natural y a la delicada relación entre los espacios interiores y exteriores. Todos los espacios expositivos de la Trienal han sido adecuados a los estándares museísticos internacionales y, en general, ello ha comportado la revisión de las instalaciones eléctricas y mecánicas, la climatización del Salón de Honor, la realización de la Biblioteca del Proyecto y un almacén para las obras de la Colección, la ampliación del espacio útil del suelo y la rehabilitación de los ventanajes originales.
En el proyecto total, el elemento arquitectónico innovador está constituido por la entrada al Triennale Design Museum, caracterizado por un gran portal de acero y cristal al que se llega después de haber recorrido una pasarela colgante, con una luz libre de unos 14 metros: un puente que permite al museo estar al mismo tiempo dentro de la Trienal y ser cuerpo autónomo y visible en su función. El puente además constituye un fuerte elemento de atracción visual y está constituido por un bloque único fresado de madera laminar de bambú construido por Archlegno, con pretiles laterales, "encajados" en la sección menor, de cristal estratificado fuerte extraclaro unidos entre sí por dos finos pasamanos de acero pintado gris. Con una longitud de 13,85 m, un ancho de 1,66 m y una altura de 0,66 m y 1,76 m incluido el pretil, el puente pesa unos 5.000 kg, tiene una capacidad de 400 kg/m2 y ha sido montado en la empresa y llevado a la obra con todas sus partes ya ensambladas: es como un objeto de diseño colocado en su lugar previsto.
El puente es, de hecho, una viga isostática en apoyo simple y monolítica construida con ejes de madera de bambú en listeles encolados entre sí con la tecnología de la madera laminar. La elaboración final en las dos direcciones, longitudinal y transversal, ha sido llevada a cabo con fresas de control numérico. El bambú ha sido elegido por sus óptimas cualidades estéticas, por sus parámetros de resistencia mecánica y porque, como material de construcción, representa un recurso natural renovable de altísimo rendimiento y alta compatibilidad medioambiental.

GALLERY


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×