30-06-2021

El arquitecto Amos Goldreich ha proyectado la ampliación de "una casa para un jardinero" en Stroud Green, Londres

Amos Goldreich Architecture,

Ollie Hammick,

Londres,

Ville,

El arquitecto londinense Amos Goldreich recientemente se ha ocupado de la ampliación de una vivienda para una pareja de su propia ciudad, uno de ellos jardinero experto. El mayor desafío consistía en mantener un espacio abundante para el jardín, cuidado con tanto cariño durante casi 30 años. Ha sido posible incorporando un invernadero en los espacios interiores, lo que establece una relación visual con las plantas desde todas las habitaciones de la planta baja. La ampliación ha afectado en gran parte a la cocina, a la que Goldreich decidió aportar carácter con largas vigas expuestas revestidas de roble, que trazan una continuidad entre los espacios viejos y nuevos. De esta forma ha logrado que la reforma resulte imperceptible, para satisfacción de los clientes que esperan poder vivir en esta casa por lo menos otros 30 años.



El arquitecto Amos Goldreich ha proyectado la ampliación de

Amos Goldreich Architecture es un estudio de arquitectura con sede en Londres que el año pasado completó una ampliación residencial en la casa de una pareja que vive en Stroud Green, en el distrito londinense de Haringey. La casa de tres plantas se caracteriza por una planta estrecha y larga con un jardín en la parte trasera. Esto representaba un obstáculo pero también un elemento que daba carácter a la vivienda, y en este sentido los arquitectos cuentan: "Uno de los principales problemas que encontramos para realizar esta ampliación era el hecho de que potencialmente teníamos que sacrificar parte del jardín, que los clientes llevaban más de 27 años cuidando y cultivando con esmero. Pero a medida que el concept de proyecto y la construcción avanzaban, los clientes estaban cada vez más contentos con la idea de que disfrutarían también de un jardín interior". La ampliación proyectada por Goldreich añadió precisamente un jardín invernal con el techo acristalado y un suelo en tonos ocres en la planta baja, lo que permite admirar la vegetación desde cualquier habitación y disfrutar de la vegetación aunque haga mal tiempo. Este jardín también se usa para conectar el estudio y el salón de la parte delantera de la casa con la cocina, que se encuentra en la parte de atrás, por lo que además de ser bonito, tiene una utilidad.

La cocina es la zona a la que más ha afectado la ampliación. En los interiores predomina el blanco, combinado acertadamente con elementos de hierro negro, como en el jardín, o bien con madera, como en la cocina. Solo el salón de la chimenea tiene paredes oscuras, una parte de pared en la que se han dejado a la vista los típicos ladrillos rojizos, y el suelo de tablas de madera.

Amos Goldreich decidió utilizar para el techo largas vigas revestidas de roble y dejadas también a la vista, lo que crea continuidad entre la ampliación y la construcción anterior. Las paredes están pintadas de blanco, aunque al final de la ampliación hay una parte de muro revestida de madera. Con ella se crea una zona de lectura junto a una pared acristalada que da al jardín trasero. A éste se accede por unas puertas correderas acristaladas a toda altura, pasando antes de llegar al césped y a las adoradas plantas por una zona pavimentada. A un lado está amueblada con un sofá, mientras que en el otro se incluye un estanque rectangular adornado con plantas acuáticas.

La nueva ampliación de la House for a Gardener de Amos Goldreich se presenta por fuera como una forma cuadrada pintada de gris, con ventanaje y cubierta negros. Para dar homogeneidad también se pintó de gris la parte de casa antigua adyacente a la ampliación, con una altura de dos plantas. En la azotea de esta parte se creó una terraza panorámica con plantas, una mesita y parapetos de cristal, de uso del dormitorio matrimonial en la tercera planta.
En un comunicado de prensa el arquitecto comentaba así su obra: “Graham es un apasionado de jardinería, por lo que prácticamente teníamos tres clientes para este proyecto: Graham, su compañero Steve, y sus plantas. El diseño gira en gran parte alrededor del jardín y a la realización del nuevo jardín de invierno, que no solo garantiza un inesperado oasis en el centro de la casa, sino que sirve para conectar la parte nueva con la anterior. El proyecto también pretendía que nuestros clientes volviesen a conectar con la casa en la que han vivido los últimos 28 años, haciéndola perfecta para los próximos 28.”

Francesco Cibati

Location: Stroud Green, Haringey, London, United Kingdom,
Project size: 187 m2
Project Budget: £300000
Completion date: 2020
Building levels: 3
Project: Amos Goldreich Architecture
Film by Allan Sylvester: https://youtu.be/NvKo_6YXn78
Pictures: Ollie Hammick


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×
×

Manténgase en contacto con los protagonistas de la arquitectura, Suscríbase al boletín de Floornature