06-03-2019

EFFEKT: Streetmekka Viborg

EFFEKT,

Rasmus Hjortshoij,

Viborg, Danimarca,

Deportes y Bienestar,

En una fábrica abandonada de la empresa danesa de palas eólicas Vestas en Viborg, el estudio EFFEKT ha proyectado la nueva Streetmekka, un experimento de regeneración urbana y social que se ha convertido en todo un modelo.



EFFEKT: Streetmekka Viborg

Streetmekka Viborg proyectado por EFFEKT es el cuarto y más reciente experimento deportivo con fines sociales realizado por la asociación sin ánimo de lucro GAME en colaboración con los ayuntamientos donde han sido ubicados estos centros deportivos. Después de Copenhague, Esbjerg y Aalborg, en 2016 el ayuntamiento de Viborg adhirió al proyecto y presentó un concurso entre tres estudios para proyectar un nuevo Streetmekka. El lugar era una fábrica abandonada de la empresa Vestas, una de las mayores compañías productivas danesas que sigue fabricando y comercializando palas eólicas para todo el mundo.
En enero de 2017 se seleccionó la propuesta del equipo de EFFEKT (que se había ocupado del Streetmekka de Esbjerg) con BOGL landscape, Rambøll, Thomas Andersen A / S y un grupo de especialistas de deportes de calle y cultura callejera. Las obras empezaron en mayo de 2017 y en marzo de 2018 la ciudad de Viborg contaba con su propio Streetmekka, un animado centro para los deportes de calle y la cultura juvenil correspondiente.
GAME es una asociación danesa que experimenta con la influencia que tiene la vida deportiva, concretamente la callejera, libre y cuando se practica desde muy pequeños, en la educación y las transformaciones sociales. Sus contextos de acción suelen ser los territorios más frágiles, como los arrabales de las grandes ciudades, o las zonas residenciales que no tienen servicios, donde se organizan entrenamientos y torneos de baloncesto, skate, fútbol, bailes de calle y parkour para niños y jóvenes. El vínculo entre GAME y las administraciones públicas resulta natural para la recuperación de las zonas urbanas situadas en los márgenes. Los Streetmekka ocupan habitualmente antiguas fábricas o almacenes industriales, en cuyo caso el ayuntamiento es el primer interesado en que vuelvan a funcionar para poder recualificar las zonas urbanas del entorno. La trasformación de las construcciones industriales como opción preferible respecto a la demolición hay que leerla en clave de regeneración urbana, y además supone una reducción de costes notable.
La estructura de hormigón no tenía ningún valor aparte, como recuerdan los proyectistas, de ofrecer “un espacio interior impresionante por su tamaño, casi como una catedral”. Esta sensación de amplitud, si bien exteriorizado mediante un humilde contenedor en forma de caja, fue la que orientó al equipo de EFFEKT para definir la forma y el simbolismo del nuevo edificio. Va entendido como templo de los deportes callejeros, por lo que el Streetmekka debía conservar un ambiente metropolitano, humilde, en bruto, por un lado, mientras que a la vez debía mostrarse abierto, transparente, escueto, con un rico potencial de nuevas perspectivas.
Situada en una zona industrial al sur del centro de Viborg, la fábrica Vestas ocupa una parcela de esquina que da a la calle secundaria Nellikevej, desde donde regresa a la vía principal que va al centro de la ciudad. El concepto sobre el que EFFEKT decidió actuar fue negar el típico retraimiento de estos edificios, cerrados en sí mismos, transformando la fábrica en una construcción “extrovertida”, que sirviera de reclamo, destacando en su contexto. Con este fin el proyecto derriba los dos muros de hormigón de cabecera de la caja rectangular y los reemplaza con nuevas fachadas continuas de cristal a toda altura. También se derriban las alas de la fábrica situadas a lo largo de las fachadas norte y sur, y se sustituyen con dos cuerpos que alargan el paralelepípedo duplicando prácticamente el espacio interior a disposición, lo que permite subdividir cada función de forma precisa. El nuevo volumen sur, que da a una calle sin salida, pasa a ser el edificio de gestión, donde está la entrada de los trabajadores, las oficinas administrativas y dos laboratorios. El volumen norte en cambio pasa a formar parte del programa de actividades, dedicándose a todas las disciplinas de skate, y conecta la nave central con los campos más grandes para baloncesto, fútbol, parkour y trial con el jardín al aire libre, donde continúan las actividades de skate.
El concepto de abertura programática hacia el mundo exterior marcó la proyectación de toda la nave como un espacio interior-exterior. El suelo es a base de cemento y asfalto, con las tribunas y los nuevos espacios interiores en madera de obra recuperada y dejada en bruto. Las estructuras de hormigón quedan expuestas, marcadas pro el tiempo, como si nos encontráramos al aire libre. Y al igual que sucede en los deportes de calle, que se practican no en ambientes acondicionados, sino que se aprovecha lo que hay, muchos materiales recuperados al desmantelar la fábrica se han reciclado y utilizado como elementos decorativos y para las sendas deportivas. EFFEKT afirma que de esta forma se redujeron los gastos a un tercio del presupuesto medio de un pabellón de deportes.
Con la idea de llevar al interior la mayor luz posible el edificio se revistió por completo con un envoltorio de policarbonato que representa la clave de lectura del proyecto. Este material translúcido por un lado permite que la luz filtre en los espacios interiores, iluminándolos gradualmente hasta al nave central, y por el otro, por la noche transforma la construcción en un “faro” urbano. Todo ello teniendo en cuenta que el Streetmekka está abierto las 24 horas del día, sin vigilancia, de forma que todos los usuarios se sientan parte del mundo que representa, y por lo tanto adquieran un sentido de responsabilidad hacia la estructura. Gracias a esta piel permeable a la luz, ligera y que en el futuro se puede modificar con facilidad, la construcción desmaterializa sus contornos tridimensionales, abatiendo sus barreras simbólicas, entre el interior y el exterior, entre el día y la noche, incluso entre el centro y la periferia. El continuo y accesible ir y venir de actividades interesantes permite interpretar el Streetmekka como una enorme oportunidad de crecimiento social. Está en proyecto realizar un carril bici y de peatones hacia el centro de Viborg, con lo que este proyecto aspira a convertirse en un modelo de regeneración urbana que se puede replicar en cualquier ciudad.

Mara Corradi

Architect: EFFEKT
Collaborators: BOGL, Rambøll, Thomas Andersen A/S
Location: Viborg, Denmark (56.442392, 9.392751)
Client: Viborg Kommune and GAME with financial support from Realdania, Lokale- & Anlægsfonden, TrygFonden and NordeaFonden.
Consultants Luke Jouppi, Lars Pedersen, Jonathan Linde, Copenhagen Bouldering, Nørlum
Size: 3.170 sqm + 2.000 sqm landscape
Status: 1st prize in competition 2017, inaugurated 2018
photos by: © EFFEKT / Rasmus Hjortshøj

www.effekt.dk


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×