15-04-2015

Dominique Coulon: Tribunal Regional y Tribunal Industrial, Montmorency

Dominique Coulon associés,

París,

Edificios Públicos, Urban Architecture,

Dominique Coulon proyecta, en Montmorency (Francia), el nuevo complejo del Tribunal Regional y del Tribunal Industrial de Montmorency. Una construcción capaz de integrarse perfectamente en el tejido urbano de Montmorency, al norte de París, convirtiéndose, al mismo tiempo, en un edificio emblemático.



Dominique Coulon: Tribunal Regional y Tribunal Industrial, Montmorency

Dominique Coulon finaliza una importante obra pública en la ciudad de Montmorency, en Isla de Francia, el área metropolitana de París. El nuevo complejo del Tribunal Regional y del Tribunal Industrial está situado al sur del centro y da a la transformada Place Pierre Mendès France, de la que valoriza su aspecto monumental.
Es conocida la capacidad de Dominique Coulon para afrontar proyectos arquitectónicos en entornos difíciles, como la escuela Josephine Baker en La Courneuve, un suburbio de París en el que la nueva construcción puede representar una ventaja concreta en la calidad de vida de la gente (comentario en Floornature). Montmorency no es una banlieue con desarrollo vertical sino que consta de casas unifamiliares y edificios bajos, en un tejido anónimo que, no obstante, sufre la amenaza de la desaparición de los lugares de reunión.

Anteriormente divididos en dos edificios con superficies actualmente inadecuadas, el tribunal laboral y el tribunal regional han sido transformados en una nueva sede proyectada por el Consejo General del Val-d’Oise, que ha financiado, en parte, las obras del nuevo palacio de justicia. Nada que ver con las imponentes estructuras a las que nos han habituado las capitales occidentales, en las que históricamente la arquitectura era símbolo del poder y del ideal de la buena administración. Sigue siendo monumental el impacto, pero el edificio se descompone en volúmenes asimétricos, quizá más reconducibles al lenguaje del arquitecto que a una finalidad tipológica. Como indica el propio Coulon, desaparece la composición simétrica histórica de la fachada principal: en su lugar, hay un frente irregular que alterna llenos y vacíos, en el que la entrada está en la segunda planta en un ángulo de la plaza, mientras que toda la atención se concentra en el ángulo opuesto, en el que se abre un vacío de la misma altura que el edificio, en el que sobresalen las ramas de un roble. Dominique Coulon abre así el diálogo entre la arquitectura y la ciudad, entre la sede institucional y la gente.
De gran interés es la elección del revestimiento exterior: tres diferentes soluciones que integran la nueva construcción en un entorno urbano caracterizado por la superposición de múltiples soluciones formales. El frente principal norte, que da a la plaza, está formado por dos volúmenes, uno unido al otro, pero sin que aparentemente se toquen: el primero, con brise-soleil en tres tipos diferentes de madera, está suspendido sobre el segundo, revestido de ladrillo con matices de antracita. Girando en torno al complejo, de planta casi cuadrada, se encuentra, en el ángulo sudoeste, la “moucharabieh” o mashrabiya. Derivadas de la influencia árabe, estas celosías habitualmente asociadas a miradores típicos de las viviendas de Medio Oriente han entrado en el lenguaje global, de manera especial en Francia, por sus vínculos históricos con el Norte de África. Dominique Coulon protege las aulas judiciales y los espacios de servicio que se encuentran en la planta baja, sin privarlos del sol.


El proyecto interior gira en torno a dos grandes vacíos, creados para capturar, mitigar y orientar la luz: un patio cubierto que pone en comunicación los 4 niveles y uno descubierto, en el que hay un jardín, al que dan las aulas judiciales. Cada elemento contribuye a que la relación entre el Estado, la ciudad y la comunidad sea más equitativa. Una “brecha” en el edificio proporciona una panorámica vertical de la plaza, de la que todos, tanto en el interior como en el exterior, pueden disfrutar.

Mara Corradi

Progetto: Dominique Coulon et associés, Architectes
Committente: Ministère de la Justice, Agence Publique pour l’Immobilier de la Justice
Luogo: 137-143, avenue Charles de Gaulle 95 160 Montmorency, Ile-de-France (Francia) (GPS : N 48 58.404, E 2 18.645)
Superficie utile lorda: 2110 mq
Inizio Progetto: 2007
Fine lavori: 2013
Ingegneria e consulenti:
Structural Engineer : Batiserf Ingénierie
Mechanical Electrical Plumbing Engineer : BET G. Jost
Cost Estimator : E3 Economie
Landscape : Bruno Kubler
Acoustics : Euro Sound Project

Imprese:
General contractor SNRB
Subcontractors : AP ingénieries (structure)
Dacquin (deep foundations)
Acieco (water-proofing)
Vollmer (exterior joinery)
Antunes (external insulation)
Ponelle (metal works)
Byn (masonry)
Luso plaque et plâtre (plastering works)
Botemo (interior wood work)
Sopimep (wood furnishings)
Boulenger (resin floor)
Thyssen (elevator)
GSE (electricity)
Tempere (heating and ventilation)

Fotografie: © Patrick Miara, David Romero-Uzeda

www.coulon-architecte.fr
 


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×