23-02-2010

David Chipperfield y la imagen de la Justicia

David Chipperfield,

Christian Richters,

Barcelona, España,

De cristal,

En Barcelona la nueva Ciudad de la Justicia proyectada por David Chipperfield fragmenta la dimensión del gran solar en una serie de edificios distintos que se asoman a una plaza que orienta el flujo de los usuarios. La escansión rítmica de las ventanas de la fachada asume el valor de una decoración, funcional para aligerar el impacto en el exterior y asegurar la luminosidad en los interiores.



David Chipperfield y la imagen de la Justicia

El arquitecto ingles, recientemente celebrado por la restauracion del Neues Museum en la Museuminsel de Berlin, ha completado tambien en el 2009 otro importante proyecto a escala urbana, la construccion del nuevo complejo judicial de Barcelona y de l’Hospitalet de Llobregat. Hasta hace poco, de hecho, los ciudadanos de las dos ciudades se veian obligados a dirigirse a diferentes sedes, repartidas entre los dos centros y logisticamente mal organizadas en 17 edificios. Como consecuencia de haber ganado el concurso por invitacion de 2002, se le encargo a Chipperfiel que hiciera surgir una autentica Ciudad de la Justicia en un area de 288.000 m2 que se encuentra en el limite entre los dos centros y que goza de una optima accesibilidad con medios publicos y privados, siendo adyacente tanto a Gran Via, la mayor arteria de acceso por el Sur al Centro de Barcelona, como a Carrilet la gran calle que conduce a L 'Hospitalet. En una posicion tan estrategica, el nuevo centro judicial debia asumir una imagen digna por un lado de su importancia institucional y por el otro del papel simbolico que iba a revestir en la arquitectura de la ciudad.

Interviniendo en un lugar que albergaba un cuartel militar en abandono, el proyecto se aleja del concepto de ciudadela entendido como fortaleza y baluarte, para abrirse en cambio hacia las dos realidades urbanas, dividiendo el solar en una serie de edificios autonomos, ocho torres que se asoman a una plaza publica que es precisamente el punto central de la composicion de conjunto. La planimetria de Chipperfield resulta sumamente clara, y la distribucion inmediatamente comprensible para quien tenga que acceder a los departamentos judiciales: cada uno de los volumenes es independiente del otro y el complejo es gobernado por el equilibrio entre llenos y vacios.
Lugar de la acogida ciudadana, la plaza dirige el flujo de los usuarios hacia una construccion mas baja, de planta libre, que pone en comunicacion un grupo de 4 torres: en su interior tienen su sede las salas, tanto en la planta baja como en las tres plantas siguientes, a las que es posible acceder directamente desde la construccion central, que hace las veces de filtro con la ciudad. Esta construccion es una especie de gran atrio de 4 plantas, caracterizado por columnas cilindricas que soportan las losas en voladizo, y que esta completamente hacia el exterior gracias a las cristaleras continuas con apantallado en red. Esta eleccion puede aparecer en contraste con la imagen robusta de los 8 edificios circunstantes, todos los cuales tienen plantas rectangulares y el aspecto de paralelepipedos perfectos sin ninguna variacion desde la planta baja hasta la ultima. En verdad las fachadas portantes de cemento armado presentan un rapido ritmo de ventanas altas y estrechas que fragmentan su aspecto monolitico: asi de cerca el equilibrio entre cierres y transparencias aligera la grandeza del volumen geometrico y austero, mientras que desde lejos las superficies parecen incluso decoradas. Parte del ornamento es tambien la pigmentacion ligeramente diferente del cemento de la fachada de cada uno de los edificios: no es una caracteristica que destaca, pero la distincion cromatica subraya la diferenciacion de competencias y de destinos de cada torre.
A pesar de que la trama de las ventanas infunde austeridad a los interiores, sin embargo los espacios resultan sumamente luminosos, tambien gracias a las pavimentaciones de granalla de cemento de tono claro.
de Mara Corradi

Proyecto: David Chipperfield Architects, Fermin Vazquez -b720 Arquitectos
Cliente: GISA, Departament de Justicia (Generalitat de Catalunya)
Lugar: Barcelona y L’Hospitalet de Llobregat (Espa?a)
Proyecto de las estructuras: Brufau, Obiol, Moya i Associats / Jane Wernick Associates
Proyecto de los Servicios: Grupo JG Ingenieros Consultores / Arup
Consultoria para las fachadas: Biosca & Botey / Estudio Marshall
Superficie util bruta: 241.520 m2
Superficie del solar: 288.700 m2
Concurso: 2002-primer premio
Inicio de las obras: 2004
Fin de las obras: 2009
Fachadas portante de cemento armado y acero
Pavimentos de granalla de cemento blanco
Fotografias: © Christian Richters

www.davidchipperfield.co.uk


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×