10-01-2011

Christoff Finio: casita en Nueva York

Jan Staller,

Nueva York, Estados Unidos,

Housing, Apartamento,

simultáneo,

Cemento, Metalúrgico, De cristal,

Reurbanización, Recuperación/Restauración,

En Nueva York una arquitectura de mediadas del siglo XIX, utilizada originariamente como cuadra para carrozas y caballos, es recuperada con el uso del cristal, del metal y del cemento como vivienda capaz de aprovechar lo reducido del tamaño de su espacio para adecuarse al estilo de vida de la metrópoli.



Christoff Finio: casita en Nueva York En Nueva York, en el West Village, el estudio Christoff:Finio recupera una peque?a vivienda de la segunda mitad del siglo XIX, surgida para albergar las cuadras de la vivienda contigua segun los usos de la epoca. La obra se integra en un contexto rico en arquitecturas de lenguaje contemporaneo, en donde la eleccion de los materiales de los revestimientos murales se convierte en elemento preponderante en la definicion del caracter proyectivo.
Nosotros los europeos hemos crecidos pensando en los Estados Unidos como en un pais sin historia, ciertamente influidos por una tradicion en el actuar que en cambio mira a la historia en continuacion, tan atenta a preservarla que se asume el riesgo de quedarse atras en la carrera de la innovacion. En cambio un pasado lo tiene tambien la tierra de Colon, si es verdad que incluso las vicisitudes de una peque?a vivienda en las inmediaciones del Hudson cuentan un pedacito de historia de Nueva York. Y como en el horizonte de la metropoli suben cada vez mas alto las torres de los arquitectos estrella, a la sombra de los rascacielos de apartamentos realizados por Richard Meier y por Asymptote en Perry Street en el West Village, resurge este dos niveles de 110 m2, con 150 a?os de historia y un reciente incendio, cuya dignidad viene dada por su inteligente rehabilitacion y adaptacion funcional a la vida neoyorquina, desenredado entre espacios de dimensiones reducidas en los que organizar una existencia. Una casa verdadera en suma.
Asomado a un estrecho callejon que corre a lo largo del rio Hudson, la fachada de la entrada se integra en un contexto variadamente decorado, en el que la calle esta revestida de cantos rodados, mientras que las fachadas de los edificios contiguos, igualmente bajos y aplastados unos sobre otros sin pausas, gozan cada uno de una personalidad diferente. La fachada anterior, que no tenia nada que ver con su aspecto original y que en los a?os 70 fue incluso adornada “en estilo morisco”, ha sido completamente tirada y sustituida por una fachada de cristal modular que interpreta la recalificacion de la casa como apertura hacia la ciudad. La transparencia global en cambio se ve atenuada en la planta baja por un ritmo de chapas onduladas, de modo que los espacios interiores del edificio son puestos en estrecha relacion visual con cuanto sucede fuera de este, sin que la privacidad de los interiores se resienta por ello. La verdadera vivienda empieza mas alla de la cristalera, con el zaguan como espacio filtro entre el interior y el exterior, en el que “aparcar” objetos, ademas de ciclomotores y bicicletas, irrenunciables medios de transporte para muchos neoyorquinos; y el cuarto de estar, en donde en otro tiempo en cambio se aparcaban las carrozas, un unico espacio abierto, cuyo tama?o es casi duplicada por la extension visual creada por el muro de fondo que se asoma al jardin: la pared esta compuesta de hecho por una cinta acristalada transparente en la base, mas alla de la cual continua la mamposteria, consiguiendo asi intimidad con respecto a las casas de alrededor  y un correcto nivel de proteccion de la luz natural, que entra desde abajo para reflejarse en el suelo. El cuarto de estar continua asi idealmente en el patio con jardin en la parte trasera, donde tambien continuan los muebles de la cocina y el suelo en lastron de cemento pulido.
Detalles interesantes son por ultimo el tejado ecologico, no accesible, pero pensado como habitat para pajaros y peque?os animales que viven en la ciudad y el apreciable revestimiento mural de la fachada sobre el jardin, compuesto por losas de pizarra, cuyo formato rectangular y su colocacion en ligera superposicion confieren movimiento y matiz a toda la superficie.   

de Mara Corradi

Proyecto: Christoff:Finio Architecture
Cliente: Particular
Lugar: West Village, Nueva York (Estados Unidos)
Superficie: 110 m2
Final de las obras: 2008
Empresa constructora: Alcon Builders Group
Cocina: modelo de acero inox y teka de Innova
Revestimiento externo en losas de pizarra
Suelo en la planta baja de losas de cemento pulido
Suelo en la primera planta de roble siberiano
Paredes interiores enyesadas
Fotografias: Jan Staller

www.christofffinio.com

Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×