27-04-2018

Estructura en forma de árbol para Coeda House de Kengo Kuma

Kengo Kuma,

Japon,

Bar,

Madeira, De cristal,

Una casa con una estructura central de madera y paredes acristaladas ante el océano, como si fuera un árbol artificial, con embarbillados invisibles entre sus ramas, diseñada por Kengo Kuma



Estructura en forma de árbol para Coeda House de Kengo Kuma
La Coeda House diseñada por Kengo Kuma ante el Océano Pacífico cuenta con una estructura central en forma de árbol que favorece a la construcción tanto en el aspecto como respecto a la vista del panorama que desde ella se puede disfrutar. Y que sobre todo mejora las prestaciones estáticas que aquí se ven sometidas a numerosos terremotos.
La extrema sencillez del proyecto sigue la línea de la esencialidad que caracteriza la cultura oriental, pero en su interior contiene una inesperada riqueza formal. La estructura de madera se eleva a partir de una zapata de hormigón armado unida a la plataforma de cimentación que a su vez está conectada a las vigas de arriostre colocadas a lo largo del perímetro y sobre las que se apoyan los acristalamientos de la fachada. El árbol artificial que sostiene la cubierta alcanza y supera el perímetro por los cuatro lados y se lleva a cabo mediante ligeros tableros de madera de cedro de 80x80mm ensamblados con varillas de fibra de carbono, un material que resiste a una tracción hasta siete veces mayor respecto al acero. Una elección técnica que ha hecho posible alcanzar los casi cinco metros y medio de voladizo, que es el auténtico protagonista de la proeza estructural del proyecto.
La cimentación incluye también un aglutinante entre el pilar y la zapata que se suele usar para edificios pequeños y cuyo objetivo es disipar los movimientos telúricos a la base de la estructura, para favorecer la elasticidad de todo el edificio, evitando comprometer su estabilidad.
La estructura central, aun siendo de un tamaño notable para una casa cuya cubierta no supera los 12,5 metros de lado, resulta tan articulada que no hace pesar su volumen en el espacio interno, sino que al contrario aporta valor al conjunto, ya que sus componentes no dan la sensación de estar conectados entre sí.
Las fachadas acristaladas que trazan el contorno se presentan por lo tanto como una barrera provisional entre aquellos que admiran el paisaje y el océano en el exterior. Mientras que el observador externo queda seducido por esa estructura que podría parecer sencillamente la decoración. 

Fabrizio Orsini


Architect: Kengo Kuma
Photos: Kawasumi y Kobayashi Kenji Photograph Office

Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×