12-03-2019

ONSTAGE: ENTREVISTA CON WEISS/MANFREDI

Architecture/Landscape/Urbanism,

“Más grandes que la vida, pero parte de la misma, las infraestructuras tienen un fuerte impacto; modifican nuestro medio ambiente y las actividades urbanas de un modo vital, concreto y a menudo caótico”, - Weiss/Manfredi



ONSTAGE: ENTREVISTA CON WEISS/MANFREDI
"La complejidad que cuenta es principalmente la complejidad a nivel visual, el cambio en la elevación del terreno, la agrupación de árboles, las aberturas que conducen hacia puntos focales diferentes, en pocas palabras: las expresiones sutiles de diferencia. Estas sutiles diferencias contextuales son enfatizadas por las diferencias de uso que crecen en torno a ellas"- Jane Jacobs, 'The Death and Life of Great American Cities' 

Las infraestructuras que atraviesan como venas palpitantes nuestras metrópolis se disponen a recibir nuevos tratamientos que prevén transformarlas de monofuncionales a catalizadores de actividades culturales y recreativas. Autopistas, puentes y metro ya no serán solo escenarios de momentos de traslado de un punto a otro, sino que ofrecerán diferentes entretenimientos y ocasiones de encuentro e intercambio social. 

Son ya muchas las propuestas seductoras e innovadoras sugeridas para definir el futuro de la tupida red de sistemas de infraestructuras que acompaña al crecimiento y a la evolución del tejido urbano contemporáneo. Las visiones futuristas estudian una remodelación de la desnudez esquelética de las presencias macizas, favoreciendo la preservación del patrimonio verde, gravemente amenazado y buscando, en casos más audaces, un elemento que alivie el aumento exponencial de la población. Se establecen estrategias destinadas a mejorar nuestro modo de vida y se altera lo existente con programas de cambio de uso, que, por funciones y formas, desafían las tipologías habituales.


En este siglo XXI en el que vivimos debemos aceptar un nuevo concepto de arquitectura en continua transformación, con soluciones evolutivas que, aprovechando la tecnología avanzada, logren encontrar un equilibrio entre lo natural y lo construido. La fuerte huella de autopistas, ferrocarriles y líneas de servicio en nuestros territorios forma parte de una realidad inquietante y seductora al mismo tiempo en la que se centra la investigación del estudio Weiss/Manfredi. Reconociendo el hecho inexorable e inevitable, en aumento progresivo debido a las crecientes exigencias de un territorio público en vías de desarrollo, la famosa pareja de arquitectos trata de encontrar una solución a la extraña paradoja ligada al mismo: la fragmentación evidente causada por las oportunidades de conectar cada vez más rápidamente nuestras comunidades. Conexión y división, estabilidad y fluidez identifican rígidamente el paisaje, sin posibilidad de influencias recíprocas.

Weiss/Manfredi imaginan, a través de una estratificación de tramas infraestructurales, líneas de circulación y de nivelado, una arquitectura que agregue y facilite la interacción, la proximidad y la cohesión social. Sus intervenciones, además de provocar un fuerte impacto visual y físico, crean los presupuestos para importantes conexiones espaciales que se propagan en el tejido más amplio de las áreas limítrofes. Responden y se adaptan a la situación del entorno, explorando una nueva flexibilidad en las prestaciones, activando oportunidades en secciones que incorporan y alternan, con novedosa frescura, funciones artísticas y de entretenimiento. Las geometrías de la arquitectura fractal evolucionan, persiguiendo una relación eficiente y dinámica entre estructura y usuario. 

 


Las infraestructuras tienen un rol adicional en cuanto a prestaciones, que hasta ahora había sido inexplorado y silente, a través de nuevos paradigmas que compaginan y responden a criterios medioambientales, estéticos y sociales. El Seattle Olympic Sculpture Park y el reciente Hunter's Point South Waterfront Park son ejemplos muy elocuentes del tipo de síntesis alquímica que persigue su trabajo. El primer proyecto aprovecha la discontinuidad vertical del emplazamiento, tres terrenos separados por vías de ferrocarril y autopistas, desarrollando deliberadamente la ‘estratificación’ en la topografía. Pasarelas, terrazas panorámicas y plataformas equipadas para la exposición de obras de arte ofrecen un espacio variado y heterogéneo, gracias a las varias oportunidades de programas que se alternan.

El segundo contempla el renacimiento de treinta acres de frente marítimo postindustrial, que durante años había estado infrautilizado en Queens, Nueva York. Una serie de iniciativas sostenibles confiere una fuerza inclusiva inesperada al lugar. Un nuevo lenguaje expresa las potencialidades de la ubicación estratégica, poniendo fin al estado de desolado aislamiento, abandono y consiguiente falta crónica de inversiones. Multiformes, los nuevos escenarios proponen ‘un modelo de resiliencia costera’.

“Más grandes que la vida, pero parte de la misma, las infraestructuras tienen un fuerte impacto; modifican nuestro medio ambiente y las actividades urbanas de un modo vital, concreto y a menudo caótico”, - Weiss/Manfredi
 
1. En mi último artículo hablé de ‘arqui-puntura’ a lo largo de meridianos urbanos: intervenciones que se practican en puntos de presión, liberando los flujos de energía comprimidos. En cuanto a la High Line, un resultado importante ha sido crear una construcción en constante evolución, una obra no estática, sino capaz de ofrecer continuas ocasiones de interacción, objeto de una amplia participación colectiva. ¿Podrían hablarme de algunos de sus proyectos, como por ejemplo el Hunter's Point South Waterfront y el Seattle Olympic Sculpture Park que, encarnando la misma fuerza catalizadora, una vez terminadas las obras, continúan manteniendo un rol público activo y vibrante, polarizando la atención y estimulando la inclusión?

Nos esforzamos por crear proyectos en continua evolución. En el Olympic Sculpture Park, por ejemplo, el cambio y la evolución se producen a varios niveles: proyectado como escenario para el arte, cada año, nuevos artistas son invitados a crear obras que colectivamente hacen un espacio dinámico y sorprendentemente variado y propositivo. A nivel ecológico, hemos concebido una nueva playa y terrazas submarinas para favorecer la presencia de salmones. De tal manera, esta parte del parque se transforma constantemente a medida que se determinan nuevos hábitats y que diferentes niveles de las mareas revelan las geometrías cambiantes de las terrazas de agua.

2. Trabajando mucho para instituciones privadas, como el Diana Center del Barnard College y el Roosevelt Island Cornell/Technion, por poner solo un par de ejemplos, ¿cómo logran, en calidad de arquitectos, ocuparse de espacios destinados a la privatización, integrándolos y conectándolos con la esfera pública?
 
Cuando trabajamos con instituciones privadas tratamos de crear espacios públicos que aumenten notablemente las interrelaciones entre el tradicional dominio público y el nuevo reino privado. A menudo, estos espacios que no eran parte del programa original, se convierten en importantes generadores de actividades entre los mundos privado y público. 

3. En su reciente publicación "Public Nature: Evolutionary Infrastructure" han hablado de la importancia de las autopistas, los puentes, las estructuras contra las inundaciones, las vías de ferrocarril, las líneas de metro y las redes de distribución y de que hoy no deberían ser solo monofuncionales, sino ejercer otras funciones, más socialmente estimulantes, capaces de vitalizar, con efectos y repercusiones, el entorno circundante. ¿Cuáles son los retos y dificultades con los que deben enfrentarse en la realización de este programa, trabajando en múltiples infraestructuras y a niveles topográficos diferentes?
 
Los principales retos son las fronteras entre disciplinas, que obedecen a normas reguladoras y que están endémicamente conectadas a nuestro actual clima administrativo y político. Las amplias soluciones de infraestructuras, ecológicamente ventajosas, desafían estas fronteras entre disciplinas: arquitectura, ecología e ingeniería deben ser consideradas simultáneamente. Proyectos como el Olympic Sculpture Park y el Hunter's Point South Waterfront Park se benefician de la colaboración entre las diferentes disciplinas.

4. Su diseño explora una secuencia verdaderamente coreográfica y cinematográfica de escenarios dinámicos. ¿Qué tipo de proceso implica estudiar y satisfacer complejas experiencias sociológicas y urbanas?
 
Creemos que la arquitectura no es estática, sino que uno de sus grandes cualidades es revelar, a través del movimiento, las múltiples situaciones que forman una vibrante vida urbana. Por tanto, la creación de nuevas topografías, nuevos recorridos junto al mar y nuevas coreografías en el interior de nuestros edificios responde a la idea de un entorno ampliado e impulsa un tipo de arquitectura más socialmente participativa.

5. Los jóvenes arquitectos deben afrontar una situación laboral muy difícil y competitiva. Como docentes, ¿qué consejo les darían?

Es importante que los jóvenes mantengan una persistente y duradera actitud de curiosidad. Deben estar abiertos a dejarse sorprender y estimular por una gama de ideas lo más amplia posible, viajando mucho y persiguiendo una actitud profundamente ética en el trabajo.

6. Hablan de una arquitectura con muchas facetas, que incluyen la cooperación sinérgica de profesiones y disciplinas diferentes, que sea capaz de crear "una nueva conexión entre ciudad y jardín, arte y ecología, infraestructuras e intimidad". ¿Cuál es el prototipo ideal que imaginan para la arquitectura del futuro próximo?
 
Durante el Renacimiento, los arquitectos abarcaban diferentes campos y participaban en una amplia gama de disciplinas y proyectos. Como resultado del proceso de industrialización de los últimos 200 años, la especialización se ha convertido en el elemento dominante en la resolución de los problemas. Creemos que la complejidad de las situaciones contemporáneas que debemos afrontar requiere soluciones especializadas y que el papel de la arquitectura, como amplio campo de especialización, es cada vez más importante.

7.  Además de la exploración de formas audaces, geometrías y áreas territoriales estratificadas, sus edificios presentan un hilo conductor que los vincula: el Brooklyn Botanical Garden Visitor Center, la Novartis Visitor Reception y el Hunter's Point South Waterfront, todos ellos en sintonía en cuanto a la huella ecológica, incorporan innovaciones de ingeniería y tecnología. ¿Cómo seleccionan y descubren el potencial de los nuevos materiales entre las infinitas ofertas del mercado actual?
 
Cada proyecto es una oportunidad para testar materiales nuevos y consolidados. Durante el desarrollo de cada proyecto, involucramos a una amplia comunidad de expertos en materiales y constructores. Investigamos constantemente el uso de materiales nuevos e híbridos y nos atraen también las nuevas técnicas para manipular los materiales tradicionales, como la misma tierra o materiales desde siempre han formado parte de la tradición de la arquitectura, como el ladrillo.

Créditos: 
Weiss/Manfredi: http://www.weissmanfredi.com
Fotógrafos: 
Brooklyn Botanical Garden Visitor Center: ©Albert Vecerka/Esto/courtesy of WEISS/MANFREDI
Hunter's Point South Waterfront Phrase II: ©Lloyd/SWA, courtesy of SWA/Balsley and WEISS/MANFREDI & ©Vecerka/Esto, courtesy of SWA/Balsley and WEISS/MANFREDI
Seattle Olympic Sculpture Park: ©Benjamin Benschneider/courtesy of WEISS/MANFREDI, ©Iwan Baan/courtesy of WEISS/MANFREDI and ©Paul Warchol/courtesy of WEISS/MANFREDI and Sketches: ©WEISS/MANFREDI


Virginia Cucchi


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×