27-03-2007

Centro de Artes Orientales. Shanghai. Paul Andreu. 2005

Paul Andreu,

Shangai,

Teatros, Edificios Públicos, Centro Cultural,

Siderúrgico, De cristal,

Inaugurado en el verano del 2005, el Centro de Artes Orientales de Shanghai es una de las obras más espectaculares del arquitecto parisino Paul Andreu. También en este caso la luz desempeña un papel especial, dando al edificio transparencia y ligereza.



Centro de Artes Orientales. Shanghai. Paul Andreu. 2005 Edificio cultural publico, ha sido financiado por el Ayuntamiento y actualmente es el mayor de la ciudad, estando constituido por un teatro filarmonico capaz de acoger a 1.979 personas, de un teatro lirico con 1.054 asientos y de un teatro para la musica de camara con 330 asientos.
Pero tambien hay una sala para exposiciones temporales, tiendas de articulos musicales, un restaurante, una biblioteca de arte y un centro multimedia y didactico.
De fuerte impacto visual, la estructura se encuentra precisamente en el distrito de Pu Dong y sorprende no solo por sus dimensiones (23.300 metros cuadrados), sino tambien por su espectacular forma de flor abierta. Gracias a la fachada, completamente realizada en vidrio estratificado, sobre todo por la tarde, el edificio muestra su lado mas fascinante, regalando a la ciudad una presencia misteriosa que resplandece en la oscuridad. La especial tecnologia adoptada permite, de hecho, transmitir al exterior toda la luz interior.
Asi desde el exterior es posible ver el movimiento de las personas que se desplazan hacia las salas y en torno a sus tres volumenes. Los colores de estos, ademas, se difuminan tornandose mas claros a medida que se acercan al techo.
Lineas sinuosas y envolventes rodean a estos espacios, en los que se encuentran el recibidor, las areas expositivas y la sala de entrada. Ya desde los inicios de su creacion, Paul Andreu penso en un edificio magico, que pudiera no solo servir a la ciudad como lugar para grandes manifestaciones, sino que tambien fuera capaz de transmitir emociones, con su sola presencia.
Es este un motivo de Paul Andreu muy recurrente a la hora de proyectar sus obras, como se puede ver tambien, por ejemplo, en el Museo Maritimo de Osaka, en Japon. Y a menudo el arquitecto parisino confia esta mision a la luz, haciendo resplandecer el edificio en la oscuridad, y aludiendo de este modo al evento del nacimiento y a sus emociones.
El resultado es, en el Centro de Artes Orientales de Shanghai, una arquitectura sumamente innovadora desde el punto de vista estetico; pero tambien lo es desde el punto de vista estructural, ya que el problema de los esfuerzos, a los que se ven sometidos los paneles de las fachadas, ha requerido la puesta a punto de un tipo especial de vidrio estratificado, que integra la chapa perforada.

Laura Della Badia

GALLERY


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×