22-10-2002

Bodegas Enate, Jesús Manzanares,
Somontano de Barbastro, España

Negocios, Fábricas, Deportes y Bienestar, Puentes, Residencias, Paisaje, Bodegas, Bar,

Lápida, Cemento,

En el interior de una finca vinícola de 400 hectáreas, en la famosa región de Somontano de Barbastro, en el Nordeste de España, surge la bodega Enate, un edificio de carácter sobresaliente que armoniza plenamente con el paisaje que le rodea.



Bodegas Enate, Jesús Manzanares, <br>Somontano de Barbastro, España Construida en parte en 1991, ha sido una de las primeras bodegas españolas en tener una imagen fuertemente contemporánea , inaugurando la gran temporada de las empresas vinícolas españolas que en los últimos diez años han estado entre las más sensibilizadas con el programa arquitectónico.
El proyectista, Jesús Manzanares , es un joven arquitecto madrileño especializado en el proyecto de bodegas para importantes empresas como Álvaro Palacios, Pago de Capellanes y Balneario de Pontigosa
Para las bodegas Enate, Manzanares ha concebido un edificio de sobresaliente horizontalidad, en el que los largos cuerpos de fábrica, revestidos de terracota, se unen alrededor de la entrada de acceso, que destaca por su torrecilla vidriada con ascensor panorámico..
La construcción, que recuerda a los antiguos monasterios medievales por la linealidad de su composición, pone de manifiesto las reflexiones del proyectista sobre el sentido de calma infundido por el paisaje que le rodea y sobre la filosofía de la empresa, que utiliza las modernas tecnologías para construir sobre la antigua tradición de la producción del vino.
A la familia Nozaleda, propietaria de la empresa vinícola, le gusta definir su propia bodega como "una aséptica y funcional residencia para el vino", que no tiene nada que ver con la imagen oscura y subterránea de los espacios tradicionalmente destinados a la vinificación.
Manzanares ha tratado de trasladar al interior de las bodegas Enate la atmósfera del paisaje mediterráneo, jugando con la luz y con los escorzos por sorpresa hacia el exterior.

Ha concebido un edificio con una fuerte imagen contemporánea, pero que conserva el sabor de la tradición antigua de la elaboración del vino, dónde los materiales tradicionales como la terracota y la piedra, se acercan a los más tecnológicos como el cemento y el acero.
La estructura, que se extiende sobre una superficie de 12.000 m2, ha sido construida en el transcurso de diez años, con las consiguientes ampliaciones, la última de las cuales ha sido realizada en 2001.
El edificio originario está caracterizado por dos cuerpos distintos, uno destinado a la producción y otro al envejecimiento del vino, unidos por una entrada inundada de luz que interacciona con el paisaje que le rodea, y que ofrece unas vistas de espectacular belleza sobre los viñedos.

Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×