10-03-2021

Atelier Tsuyoshi Tane: Hirosaki Museum of Contemporary Art

Atelier Tsuyoshi Tane Architects,

Daici Ano,

Hirosaki, Aomori, Japan,

Museos,

En las antiguas destilerías de sake y sidra en Hirosaki, el ayuntamiento ha querido realizar un nuevo museo de arte contemporáneo. A través de un concurso internacional se le asignó el proyecto al Atelier Tsuyoshi Tane Architects que ha llevado a cabo una esmerada restauración de las estructuras de ladrillo.



Atelier Tsuyoshi Tane: Hirosaki Museum of Contemporary Art

En el centro de Hirosaki, en Japón, surge un conjunto de almacenes abandonados situados al sur del famoso castillo, el monumento más importante de la ciudad, cuya construcción se remonta al periodo Edo. En 2017 la administración lanza un concurso internacional para recuperar estos edificios abandonados, adjudicándoselo el proyecto de Tsuyoshi Tane, un japonés que vive en Paris y que dirige un gran estudio interdisciplinar. Tras poco más de dos años de obras, en abril de 2020 la ciudad inauguraba el Hirosaki Museum of Contemporary Art en los espacios recalificados.br /> La historia de los almacenes empieza a principios del siglo XX, cuando en Hirosaki comienzan a aparecer varias construcciones de ladrillo que acogían las primeras destilerías de sake. Con el tiempo y a medida que surgían nuevas estructuras, muchas se reconvirtieron a la producción de sidra de manzana, uno de los cultivos que tradicionalmente están más difundidos en la zona. Al tener que incluir cámaras de fermentación y cámaras de infusión, estas edificaciones industriales de ladrillo tenían una imponencia que les hizo granjearse cierta importancia en el barrio de Yoshino-cho, que a lo largo del siglo se había ido poblando densamente. Se lee en las redes que estos establecimientos fueron pasando de dueño en dueño, pero conservaron su aplicación productiva hasta los años 60 en que se les destinó a almacenar las reservas de arroz de emergencia estatales.
A partir de finales de los años 80, tras una época en que se los dejó abandonados, se empezó a discutir sobre el destino de los almacenes y, sorprendentemente, el primer paso que dio un giro completo al lugar fue la exposición de las obras del artista Yoshitomo Nara, que se montó dentro de las estructuras desocupadas. Desde entonces para todo el mundo el arte fue la clave de transformación y la utilización definitiva de los espacios, el lazo de unión entre el pasado industrial y el futuro de la ciudad. En 2015 la administración adquirió el complejo y decidió que su recalificación se sometería a un concurso de proyectación. Extendiéndose a nivel nacional, se lanzó en 2017 y se lo adjudicó el Atelier Tsuyoshi Tane Architects con el proyecto que ahora vemos realizado.
En aquella época, Tsuyoshi Tane acababa de completar una importante obra de arquitectura pública de tipo cultural que había suscitado notable interés, el Museo Nacional Estonio en Tartu. Pero el de Hirosaki sería su primer museo construido en suelo japonés. El arquitecto eligió un enfoque muy distinto, de tipo conservativo, teniendo en consideración el cariño que la ciudad mostraba por las estructuras originales, su importancia en la historia local y la belleza intrínseca del sistema de espacios. Por lo tanto el proyecto aspiraba a salvar lo más posible de la huella y el aspecto de los volúmenes, poniéndolos en relación con obras de arte creadas ex profeso, en base a las exigencias y fines actuales.
Ubicadas en una parcela de terreno trazado por dos carreteras que convergen en punta, las antiguas destilerías de sidra se componían por un cuerpo principal en forma de L que despuntaba sobre un segundo cuerpo más pequeño. Ambos tenían tejados de aguas y los muros eran de ladrillo. Pero al contar con pilastras y molduras en la fachada, se confirmaba la preponderancia del primer volumen, del que el segundo resultaba desde el principio subordinado. El contexto era una zona verde que se extendía hasta lo que actualmente es el Tsuchibuchi River Yoshinochō Green Space, hasta las vías del tren y el río. Los interiores eran grandes espacios industriales en bruto, con pilares de acero, pavimentación de cemento y tejados de madera.
La elección del proyecto consistía en despejar los volúmenes originales eliminando los añadidos por dentro y por fuera que con el paso del tiempo habían aportado desorden. Se decidió definir mediante una nueva pavimentación exterior los itinerarios de acceso a los espacios, subrayando la zona del museo y distinguiéndola de la calle. El concepto de base de la obra se definió de “memoria continua”, que se traduce en la determinación por conservar los rastros de la historia del lugar y de la ciudad mediante la restauración de los almacenes pero con nuevo destino, el de albergar un museo y un café. La historia como señal pero también como nueva oportunidad que se refleja en la elección de estrategia en cuanto museo. El Hirosaki Museum of Contemporary Art actualmente es un museo con una colección permanente propia, pero nace para dar acogida a obras de arte creadas expresamente para el sitio por los artistas invitados a la ciudad, a saborear su vida y conocer su historia.
El volumen principal en forma de L se ha destinado al museo, subdividiéndolo en cinco salas de exposición, entre ellas una galería de 15 metros de altura, una galería cívica, tres estudios-talleres para artistas y una biblioteca. Al volumen más pequeño se le ha asignado la tarea de evocar la antigua función de producción del sake y posteriormente de la sidra de manzana: acoge un café con destilería a vista al servicio del museo, pero de libre acceso al público en general.
La recualificación se realizó eliminando partes de revoque de los muros para sacar a la luz los ladrillos originales de color rojo. Allí donde no ha sido posible recuperarlos se han sustituido con ladrillos nuevos de color similar, creando agradables matices en las fachadas, sin recalcar la diferencia entre lo original y lo contemporáneo, con el fin de que el tiempo llegue a uniformar la superficie. La recalificación de las estructuras originales se ha llevado a cabo mejorando las prestaciones antisísmicas para prevenir los daños durante los terremotos de gran alcance. Los cerramientos de metal que eran de la época de construcción se ha procurado restaurarlos, instalándolos nuevos donde ha sido necesario. Los portales principales se reforzaron con arquitrabes de hormigón, y el que da acceso al museo concretamente se reconstruyó en hormigón con arco rebajado y con intradós revestido de nuevos ladrillos con trama decorativa. Manteniendo el ladrillo como material identitario, la nueva pavimentación también de ladrillo instalada en las salas de exposición se extendió también a los recorridos exteriores, ennobleciendo así la zona que rodea la sede el museo.
Para homenajear la historia del edificio, tanto en el museo como en el café se ha realizado una nueva cubierta de titanio de color “Cider gold” aplicando una técnica de cubierta diagonal que hace vibrar su tono dorado. De esta forma incluso desde lejos este gran complejo rojo de tejado dorado logra asumir la función monumental que un museo siempre debería tener.

Mara Corradi

Architects: Atelier Tsuyoshi Tane Architects
Concept: Tsuyoshi Tane
Project Manager: Haruki Nakayama
Project Architect: Valentino Pagani, Daisuke Maeda, Aoi Akimoto
Team: Kuniyuki Okuyama, Matteo Broggini, Shota Yamamoto, Matteo Lunanova, Hiroki Sato, Yosuke Tsukamoto, Ryosuke Yago
Completion: April 2020
Location: Hirosaki, Aomori, Japan
Area Museum: 3,089.59 sqm, café and shop 497.69 sqm

Museum Building
Project Representative: Starts Corporation Inc.
Museum Management: N&A Inc.
Architect: Atelier Tsuyoshi Tane Architects
Project Management: NTT Facilities Inc. + NTT Facilities Tohoku Inc.
Structure: Obayashi Corporation + Starts Cam
Lighting: Izumi Okayasu Lighting Design
Engineer: P.T.Morimura & Associates, Ltd.
Construction: Starts Cam + Obayashi Corporation+Minami Kensetsu

Cafe & Shop Building
Architect: Atelier Tsuyoshi Tane Architects
Project Management: Strats Cam
Structure: Yasuhirokaneda Structure
Lighting: Izumi Okayasu Lighting Design
Construction: Nishimura-Gumi

Photos by: @ Daici Ano (01-11, 13)


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×
×

Manténgase en contacto con los protagonistas de la arquitectura, Suscríbase al boletín de Floornature