20-11-2002

Alejandro Aravena Mori - Dos Edificios Académicos En Chile

Alejandro Aravena,

Universidad, Deportes y Bienestar, Oficinas, Paisaje, Puentes, Fábricas,

simultáneo,

Cemento,

A diferencia de muchos de sus colegas chilenos, ocupados principalmente en proyectos de tipo residencial, Alejandro Aravena cuenta en su haber con numerosos proyectos destinados a construcciones académicas, como, por ejemplo, el Collegio Montessori Huelquen y la nueva Facultad de medicina de la Pontificia Universidad Católica de Chile, en fase de realización.



Alejandro Aravena Mori - Dos Edificios Académicos En Chile En este contexto, el proyecto para el concurso Un liceo para Isla de Pascua y la ampliación de la Facultad de matemáticas de la Pontificia Universidad Católica de Chile, ambos de 1999, tienen importancia singular.

Con el rasgo común de la cuidadosa y sabia elección de los materiales, estos dos proyectos demuestran la predilección por la arquitectura plástica, escultórica, en la que el proceso volumétrico se impone con decisión al paisaje circundante.

Una operación que le acerca más a los enfoques -simultáneos y sin intermediarios- de la Casa Tecmar de Smjlian Radic que a la elegante abstracción de las obras de Klotz, en las que las cultas referencias al Racionalismo y al contexto del paisaje resultan más transparentes y legibles.

En el caso de la Facultad de matemáticas, la conexión entre los cuerpos preexistentes se hacía difícil por el desnivel y por los descentramientos entre los propios edificios, cuya arquitectura, muy sencilla desde el punto de vista formal, se basa en la repetición de un módulo prefabricado que crea un pórtico continuo sobre la fachada norte.

La intuición de Aravena consiste en haber interpuesto un volumen de fuerte impacto espacial cuya planta rectangular, desatacada con respecto a los cuerpos preexistentes, alberga en una parte las oficinas del cuerpo docente y en la otra la nueva entrada al edificio.

Se crea de este modo un interesante desdoblamiento, el cual el módulo regular de los edificios, que recoge lo existente pero cambiando los materiales y aberturas, introduce visiblemente el bloque, plástico e irregular, que acoge la entrada y hace de unión con la zona posterior del campus.

En este bloque, un ángulo agudo parece "romper" la regularidad del cubo mural con la presencia, en el piso superior, de un triángulo isósceles cuyo vértice divide claramente en dos la fachada norte, al tiempo que inclina sabiamente una de las paredes de la fachada sur.

Este eficaz instrumento proyectivo determina una interesante distinción entre las dos fachadas, debida también a razones climáticas.

El lado norte del edificio está expuesto al sol, con lo que las profundas sombras creadas por los pórticos encuentran una correspondencia en la "masa", inclinada y profunda, del cuerpo de acceso, elegantemente desequilibrado dentro de la sucesión cubista de los pisos.

La plataforma en cemento armado se plega adoptando una forma de "ese" rígida que se trasforma, en una simetría volcada, en cubierta y terraza, pórtico y balaustrada, exaltación de la luz -abundada por la amplia vidriera trasera- y matiz de la sombra.

GALLERY


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×
×

Manténgase en contacto con los protagonistas de la arquitectura, Suscríbase al boletín de Floornature