01-07-2004

Alberto Campo Baeza Sede central de la Caja General de Ahorros Granada, España, 2001

Alberto Campo Baeza,

Granada, España,

Oficinas, Bancos,

Cemento,

En el 1992 El instituto de credito Caja General de Ahorros bandisce un concorso para la construccion de una nueva sede, da realizzarsi nell'area meridionale della zona storica di Granada, recentemente investita da un monumentale sviluppo che l'ha portata a raddoppiare in breve tempo la sua superficie.



Alberto Campo Baeza
Sede central de la Caja General de Ahorros
Granada, España, 2001
Los elementos principales de la idea proyectiva se desarrollan alrededor del espacio del patio, en el que el efecto de núcleo central se ve fuertemente potenciado por el empleo de la luz, que Campo Baeza emplea asimismo como un verdadero y propio elemento constructivo, convirtiéndola en el principal motor del corazón palpitante de todo el edificio.

Mediante la luz, que se filtra por un sistema de tragaluces acristalados, y que reemplazan al gran orificio previsto en la cubierta del proyecto, el espacio del patio toma vida y se configura en su papel dominante de toda la estructura. La posición de los tragaluces está orientada hacia el sur, no en la dirección del hueco del patio, de modo que los rayos se proyecten oblicuos, potenciando el eje transversal en el que se instala toda la composición, dejando intencionalmente cerrado el cuarto submódulo de cada uno de éstos, para que se creen estratégicas zonas de sombra. Estas zonas contribuyen a aumentar los efectos de la luz procedente del exterior, que, capturada por las losas de alabastro que revisten las paredes interiores del bloque Norte, se ve amplificada por la consistencia translúcida del material y se proyecta hacia las superficies acristaladas del bloque más grande situado al sur.

El contraste de materiales diferentes, el cristal y el alabastro, capaces ambos de reflejar y transmitir la luz, aunque de manera diferente, se ha creado conscientemente para permitir a la luz misma convertirse en parte integrante de la arquitectura. Por el mismo motivo se explica la elección de losas de mármol travertino para el suelo del patio y para el revestimiento de la sala de conferencias, que ocupa casi un tercio del mismo; un material particularmente sensible a los efectos de la luz que, junto al alabastro y al cristal, contribuye a connotar de manera aún más fuerte y decisiva la esencia del lugar.

Con una espacialidad simple y que puede percibir enseguida quien lo recorre, el patio encuentra en la luz su revestimiento más importante y se yergue como el centro majestuoso de todo el organismo arquitectónico. Gracias a sus monumentales columnas y los materiales preciosos y luminiscentes que lo decoran es posible revivir la solemnidad de los grandes atrios de los templos, y por la noche, con la luz artificial procedente de los bloques de las oficinas, recuerda una gran escena teatral, en la que las imágenes y los personajes siempre se mueven en la atmósfera sosegada y ensoñadora de un espectáculo a punto de comenzar.

Rosy Strati

GALLERY


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×