Suelos elevados - Descripción

02-12-2009
Creado para permitir el revestimiento de instalaciones eléctricas e hidráulicas que permitiese rápidas intervenciones de mantenimiento, el suelo elevado se ha convertido ya en un sistema de construcción ampliamente empleado. Su modularidad y su facilidad de colocación en obra responden plenamente a la necesidad de flexibilidad propia de los espacios de trabajo contemporáneos, cuya continua evolución necesita de tecnologías cada vez más complejas.

Auténtico y real sistema de construcción, el suelo elevado consiste en una cubierta levantada del suelo bajo la cual es posible crear un sistema adecuado de redes de distribución (eléctrica, iluminación, climatización) de transmisión (informática, telefónica) y de automación (building management, alarmas de seguridad y sistemas antiincendio).
La facilidad de remoción de los paneles modulares que componen el suelo elevado permite rápidas y eficaces intervenciones de mantenimiento, sin la necesidad de obras en los muros, limitando los costes y el tiempo necesario.

 

Estas peculiaridades, unidas a la cada vez mayor fiabilidad de las estructuras de sustentación ha hecho que actualmente los suelos elevados sean los más empleados en las oficinas, show rooms, concesionarios y en todos los espacios destinados a actividades productivas.

Con respecto a los suelos tradicionales, las ventajas de un suelo elevado son:
- libertad de replantear en el tiempo los entornos en función de nuevas necesidades de organización del espacio o de nuevas normativas;

- posibilidad de hacer transitar cualquier tipo de instalación en el vano situado bajo el suelo, en el que se puede intervenir sin obras en los muros;

- ahorro energético, ya que el intersticio que se viene a crear entre el suelo y el revestimiento funciona como aislante térmico;

- posibilidad de modificar la capacidad de la estructura en cualquier momento y sólo en zonas concretas gracias a la intercambiabilidad de los componentes del sistema.

Esto resulta particularmente ventajoso cuando en el transcurso de los años cambia el destino de uso de un local y es necesario incrementar la capacidad de un suelo, tanto en su totalidad como en zonas bien concretas.

Las prestaciones del suelo elevado son el resultado de un perfecto equilibrio técnico y estructural entre los componentes del sistema. Su estructura, por tanto, tiene que ser dimensionada, según las necesidades de carga a soportar, en sus componentes principales:
- la estructura de sustentación
- los paneles de soporte
- las losas de revestimiento

Solicitud de información: Granitech

Rellenar el formulario para recibir más información sobre este producto

Bienvenido, puede continuar con su petición.

Type the words: