26-05-2017

Studio mk27 Marcio Kogan: Casa Catuçaba

Fernando Guerra,

Ville,

En Catuçaba, situada en los altos valles entre Sao Paulo y Rio de Janeiro, se erige una casa proyectada por el estudio mk27 de Marcio Kogan que consigue transmitirnos las sensaciones de su entorno natural. Abandonando el cemento, uno de sus materiales preferidos, Marcio Kogan ha realizado una casa de madera con certificado FSC.



Studio mk27 Marcio Kogan: Casa Catuçaba
En la Casa Catuçaba la naturaleza no sirve solo de inspiración para la estética material, sino que también supone la única fuente de energía para todos los suministros. Marcio Kogan recibió el encargo de realizar una vivienda de vacaciones emplazada a 1500 metros de altitud con vistas a los valles de Catuçaba, una localidad a medio camino en línea de aire entre las dos ciudades más importantes del país, Sao Paulo y Rio de Janeiro.
En Brasil el paisaje tiene un impacto inmediato que se basa principalmente en su grandeza, la amplitud de los espacios, la grandeza de los elementos naturales: todo lo que construye el hombre se confronta siempre con esta dimensión de referencia.
Marcio Kogan deja de lado esta vez las grandes estructuras de cemento, que saca de la tradición modernista brasileña, y que suele utilizar en sus obras urbanas, y vuelve a la madera para desarrollar una construcción que exalte sus características. No se trata de la madera decorativa o complemento de los materiales estructurales que emplea normalmente en sus ricas residencias particulares, es una madera estructural y totalizadora. Se emplea en los pilares y en las vigas de apoyo que ahondan en la tierra de la montaña, en las amplias terrazas exteriores voladizas, una orientada al norte y otra al sur, y para terminar en los paneles perimetrales de eucalipto, mitad de ellos fijos y la otra mitad correderos para poder modificar la configuración del espacio.
Marcio Kogan buscaba una estructura ligera, que impactara lo menos posible en la superficie del suelo y que estuviera construida en un material que hiciera emerger la arquitectura de las propias vísceras de la tierra. En este objetivo se concentró su poética, hecha de espacios horizontales, concebidos como ambientes únicos pero que se pudieran dividir en espacios más pequeños según las exigencias. Dos líneas rectas, la cubierta y el pavimento, delimitan un espacio horizontal de una sola planta que al verlo de frente parece desafiar el macizo rocoso que despunta en la cima de la montaña. La esbelta estructura de madera resulta apenas visible entre la diagonal del terreno la terraza, hasta el punto que el conjunto se apoya procurando el mínimo impacto sobre el suelo.
Dos paredes verticales y dos planos horizontales sintetizan una planta esencial, en cuyo interior se encuentran cuatro dormitorios, dos baños, una cocina y un salón, en fila uno a continuación del otro como si el deseo fuera casi más trazar una fachada que un espacio tridimensional, desde el cual todas las miradas se dirigen al exterior. Por el lado sur el último tramo de montaña que llega hasta la cumbre, por el norte la extensión inconmensurable de los valles de Catuçaba. Esta disposición aprovecha la ventilación natural que se crea entre los lados norte y sur, ya que las ventanas y porticados están unos frente a otros.
En coherencia con la idea de arquitectura de bajo impacto medioambiental, Marcio Kogan utilizó solo maderas certificadas FSC (Forest Stewardship Council). En las paredes de madera se instalaron aislantes de PET reciclable y las ventanas tienen doble acristalamiento para lograr el aislamiento térmico y sonoro. En la cubierta se colocaron paneles solares y fotovoltaicos y un depósito para recoger el agua de lluvia. Una turbina eólica a poca distancia proporciona más energía limpia.
Por su autosuficiencia energética esta construcción ha recibido el certificado Platinum del Green Building Council de Brasil, el nivel más alto posible. El estudio declaró que es el primer proyecto brasileño que recibe este reconocimiento de alto nivel.

Mara Corradi

Architects: Studio mk27 (Marcio Kogan, Lair Reis)
Project team: Carlos Costa, Flavia Maritan, Laura Guedes, Mariana Simas, Oswaldo Pessano
Location: Catuçaba, San Paolo, Brasil
Project: november 2011 
Completion: may 2016
Site area: 30.000 sqm
Built area: 309 sqm
Furniture: Prototyp&
Contractor: Eight Pharcon
Mep: Natural Works
Landscape design: Estelle Dugachard
Structure and wood frame: Carpinteria/Alan Dias
Window/door frames: Made
Main suppliers: Amata Florestal (wood)
Stones: Bellas artes
Thermo-acoustic insulation: Trisoft and celutrans
Solar panels, solar collectors and wind turbine: Windeo
Wooden panels, doors and furniture: Plancus
Stove: Weltevree
Wood burning stove: Victorello
Lamps: Lumini
Copper sinks and bathtubs: William Holland
Mineral paint: Solum 
Eucalyptus wooden slats: Upm capital
Photos: © Fernando Guerra (fguerra@fernandoguerra.com)
www.studiomk27.com

GALLERY


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy