Warning: getimagesize(media/photos/30/7008/01_mazzanti_timayui_popup.jpg): failed to open stream: No such file or directory in /html/fnature2012/progetto.php on line 76 Warning: getimagesize(media/photos/30/7008/01_mazzanti_timayui_popup.jpg): failed to open stream: No such file or directory in /html/fnature2012/progetto.php on line 93

Mazzanti: escuela elemental Timayui

05-08-2011
El proyecto de la nueva escuela elemental de Giancarlo Mazzanti en Colombia se basa en el concepto de que la arquitectura puede ser un instrumento para la recuperación de un barrio, para la cohesión social y para el nacimiento del orgullo de pertenecer a un lugar. Cuando además la arquitectura es también ejemplo del aprovechamiento prudente de los recursos energéticos, la obra merece la mención en el Premio de Arquitectura sostenible Fassa Bortolo.

El de la educación es un tema muy querido por Floornature, que últimamente se ha ocupado a menudo de presentar proyectos de arquitecturas de tipo recreativo y didáctico, señaladas no sólo por su merecedora composición arquitectónica, sino también por la relación que tienen con la cultura, el territorio y el espíritu locales (véase a pie de página de este artículo algunos links a los artículos publicados). El proyecto de Giancarlo Mazzanti en Santa Martha, en Colombia, es su duodécimo edificio escolar y se une a los demás por la razón fundamental de entrelazar el proyecto y la evolución prevista y posible de un edificio con la actualidad y las incómodas condiciones de vida de una ciudad, para mejorarlas. La arquitectura puede estar intensamente arraigada en el territorio, por su lenguaje y sus referencias al paisaje, como en el caso de la escuela de Timayui, donde la cubierta hecha de chimeneas de luz en sucesión se inspiran en las cimas de las cadenas montañosas que las rodea, pero también porque la solución compositiva final tiene la fuerza de emerger del contexto, a menudo inhóspito constituido por las viviendas de fortuna, convirtiéndose inmediatamente en signo urbano y en símbolo del progreso social. Sin recurrir a fáciles soluciones de efecto, Mazzanti ha impuesto las reglas de la edificación racional, basando la arquitectura en un módulo de 3 volúmenes cubiertos, dispuestos en forma de triángulo y unidos en el centro por un patio híbrido entre interior y exterior: el módulo base se une a los otros según múltiples combinaciones que permiten aprovechar lo mejor posible el terreno del solar, haciendo que el proyecto sea adecuado para coherentes expansiones futuras. La distribución de los módulos de tres volúmenes diseña además amplios patios ajardinados a los que se asoma cada ambiente y de los cada actividad didáctica puede así disfrutar: el terreno puesto a disposición es aprovechado completamente sin intervenciones de edificación intensiva.
La estructura del edificio de muros portantes de cemento prefabricado agiliza los tiempos de edificación (1.450 m2 de superficie edificados en 7 meses) y de futura implementación del complejo. El concepto del módulo base que multiplicado crea la diferenciación en la visión global ya había sido aplicado por Mazzanti en su proyecto de la escuela Flor del Campo en Cartagena, en el que las cuatro áreas principales de planta diferente estaban aunadas por un único recinto decorativo y funcional, diseñado a partir de un módulo de cemento prefabricado.
Observando una de las secciones del módulo compositivo de Timayui, se nota que el proyecto de patio interior abierto y el diseño de las ventanas bajas, junto a la presencia de la apertura superior de las chimeneas, crea tanto una buena ventilación natural que reduce el derroche de energía para la climatización de los espacios, como una correcta iluminación ambiental, gracias también a las superficies interiores blancas que difunden la luz natural y dan espaciosidad a todas las habitaciones. Éstas y otras atenciones proyectivas, como el reciclaje de las aguas pluviales y grises para el uso de la comunidad y la correcta gestión de los residuos, utilizados en parte para el compostaje, se han he convertido en un ejemplo de buena gestión de un servicio colectivo que la población ha aprendido a comprender y a apreciar como joya de la corona de su propia comunidad.
Como símbolo de la ciudadanía, el nuevo edificio escolar Timayui puede ser considerado un bien social que se explica a través de la didáctica y se transmite a las nuevas generaciones.

de Mara Corradi

Proyecto: Giancarlo Mazzanti
Colaboradores: Susana Somoza, Andrés Sarmiento, Néstor Gualteros, Oscar Cano y Lucia Largo
Cliente: Ayuntamiento de Santa Martha, Fundación Carulla
Lugar: Santa Martha (Colombia)
Proyecto de las estructuras: Nicolas Parra
Superficie útil bruta: 1.450 m2
Área del solar:
Inicio del Proyecto: 2010
Final de las obras: 2010
Estructura de cemento prefabricado
Revestimiento exterior de mosaico cerámico
Fotografías: © Jorge Gamboa

www.giancarlomazzanti.com