Wulf und partner: Schillerhalle en Dettingen

18-11-2010
Partiendo del concepto de que las arquitecturas públicas son lugares donde habita la colectividad, el proyecto del Schillerhalle de Dittingen an der Erms de los Wulf und partner posee un alma polivalente que absuelve cumple funciones deportivas y de entretenimiento, logrando atraer hacia si a una gran franja de población y convirtiéndose así en símbolo de la ciudad.

El proyecto de la nueva sala de los espectáculos del municipio de Dettingen an der Erms, resuelve la necesidad de conjugar dos importantes funciones en un solo lugar. Se da hoy cada vez más frecuentemente la necesidad de caracterizar cada vez más los valores de los espacios públicos, para incrementar su uso y estimular la afición de la gente: lo que sucede en los museos es ejemplar y describe no sólo cómo ha cambiado nuestra definición de cultura, sino también cómo es imposible dar hoy solamente una.
El Schillerhalle constituye arquitectura para entretenimiento cultural en un amplio sentido, pudiendo ofrecer tanto una sala para espectáculos como un espacio para la práctica del deporte. La escuela contigua, de hecho, necesitaba locales para utilizarlos como gimnasio durante las horas de gimnasia de los alumnos: en consideración de ello el estudio Wulf und partner, que ha desarrollado el proyecto, ha afrontado el problema de conjugar dos funciones aparentemente muy distantes.
Su integración se ha resuelto en la suma regularidad de la planta, constituida por una sala central rectangular que dicta la organización de los locales circunstantes, articulados en torno a ella para albergar los equipos de soporte para las distintas actividades. El ritmo con el que dichos locales comunican con la sala es muy funcional: algunos con acceso directo, otros con acceso subordinado a pasillos, que recalcan con regularidad el espacio a lo largo. Mientras los locales situados al norte y al oeste están reservados al gimnasio y albergan equipos para el deporte, vestuarios y baños, en el lado sur se encuentra el escenario teatral, que se asoma directamente al salón central, el cual, con ocasión de las representaciones, es preparado con las sillas para la platea, mientras que el resto del tiempo, al estar vacío, puede ser utilizado como gimnasio por la escuela. Completamente abierta sobre la plazoleta exterior, que el Schillerhalle comparte con el edificio escolar, es la fachada este acristalada con una con un paso posterior que crea un espacio entre la entrada y el salón, con la función de recibidor: este espacio tiene un valor fundamental en la composición de la planta ya que es lugar interior y exterior al mismo tiempo, lugar de parada y de tránsito, lugar de cita en las pausas de las representaciones y vestíbulo transparente desde el que se tiene un escorzo sobre todo el interior. Define el espacio es el suelo, el gres porcelánico Lastranera de Eiffelgres en el gran formato de 90x30 elegido para subrayar la amplitud, especialmente resistente y caracterizado por los tenues matices de la pizarra natural.
Gimnasio y platea se han convertido en un espacio único en el proyecto de Wulf und partner, que ha sabido evidenciar y unificar las necesidades de los dos tipos de lugares, como el techo con iluminación dirigida hacia arriba, el suelo de roble adecuado para ser puesto a prueba, la discreción unida a la rápida accesibilidad de los locales de servicio, para después cruzarlos y encontrar una solución de linde. El resultado es la creación de un tercer lugar, que toma la definición de lugar de la agregación y de la pertenencia y que posee un objetivo cultural en sentido más amplio, buscado para implicar a más franjas de la población de todas las edades.
Completan el orden y la regularidad de la instalación, una serie de detalles decorativos como la pared interior con diseño de bambú de la función de bajorrelieve, funcionales, como los asientos en los pasillos creados de las paredes de cemento, y arquitectónicos, como los cortes acristalados que animan las fachadas que dan hacia la plaza y abren el edificio al disfrute colectivo.

de Mara Corradi

Progetto: Wulf und partner
Collaboratori: Christine Eisele, Andreas Zürcher
Committente: Gemeinde Schillerhalle
Progetto delle strutture: Weischede, Herrmann und Partner
Progetto illuminotecnico: Raible + Partner
Progetto del verde: Möhrle & Partner
Luogo: Dettingen an der Erms (Germania)
Superficie: 3050 mq
Data progetto: 2007
Data realizzazione: 2009
Struttura in cemento armato di Brodbeck, Metzingen
Pannelli di rivestimento in carbonato di calcio di Crailsheimer Muschelkalk
Pavimento del foyer e dei corridoi in gres porcellanato Lastranera di Eiffelgres, nei formati 90x30 e 60x30
Pavimento del salone in rovere di Wilms
Fotografie: Giacomo G. Benecchi


www.wulf-partner.de