Fügenschuh: supermercado MPreis en Wiesing

04-04-2012
Distinguiéndose entre las marcas del sector alimentario, MPreis encarga sus puntos de venta a jóvenes arquitectos tiroleses, no en función de obtener el mejor rendimiento a bajo coste, sino poniendo el acento en la sostenibilidad medioambiental, en el equilibrio con el paisaje y en la innovación en los proyectos. Un ejemplo es el reciente supermercado con cafetería de Wiesing, proyectado por Daniel Fügenschuh.

Mpreis es una marca conocida por su política contracorriente de gestión de los valores, que se explica no solo por su atención a la calidad formal de la arquitectura, sino también por la medioambiental. Nacida en los años veinte en Innsbruck como establecimiento de alimentación de gestión familiar, poco a poco fue ampliando su distribución en el Tirol y en el resto de Austria. Uno de los más recientes puntos de venta, realizado según proyecto de Daniel Fügenschuh, se encuentra cerca de la salida de la autopista de Wiesing, un pueblo austriaco conocido por sus paisajes armoniosos, en la entrada del valle de Zillertal, hacia el lago Achensee.
La marca ha tenido siempre como prioridad realizar, en la venta, un servicio a la comunidad antes que hacer negocio y adopta políticas de vanguardia en relación, por ejemplo, con la elección de los proyectistas de sus supermercados, dando preferencia a los jóvenes y a los pequeños estudios tiroleses, con el fin de apoyar el desarrollo y la cultura locales, sin ningún interés en la rentabilidad que podría tener para su imagen asociar su nombre con el de arquitectos de fama internacional.
Los arquitectos tiroleses sienten una gran responsabilidad, no solo frente a una marca que les ofrece la máxima libertad expresiva, pidiéndoles que cada punto de venta se distinga en el territorio por sus características de unicidad formal, sino también frente a la propia comunidad, en un contexto natural que todos los actores desean preservar.
Daniel Fügenschuh ha logrado, así, que las necesidades del comercio pasaran de ser limitaciones a ser oportunidades de valorización de la identidad local. La estructura de cemento adopta una planta en cuña sobre el terreno, creando perspectivas que constituyen ocasiones de contemplación cuando se hace una pausa para hacer las compras.
Todas diferentes, las cuatro fachadas del edificio presentan peculiaridades que aúnan las necesidades de gestión-disfrute y las de relación con el entorno. Al norte, dirigido hacia el grupo montañoso Rofan, el edificio aparece como una pared acristalada intercalada con columnas de cemento que sostienen la cubierta, que no se interrumpe girando hacia el oeste, donde el edificio alberga un café-restaurante.
Pero la fachada más fascinante es, indudablemente, la sur, en la que una pared de cemento visto cortada desde la línea del suelo e inclinada se recorta en el paisaje sin entrar en absoluto en conflicto con él, sino todo lo contrario, mimetizándose con dicho paisaje gracias al color de las grandes losas de cemento natural y demostrando que el respeto del entorno no es algo exclusivo de la arquitectura de hace más de 100 años.

Desde el punto de vista de la climatización, el proyecto está muy atento a utilizar de la forma más eficiente posible los recursos energéticos. Así, la calefacción funciona con una bomba de calor que aprovecha el aire expulsado por las unidades de refrigeración de la tienda.
La orientación del edificio protege de la luz diurna al sur y captura la del norte y el oeste gracias a la amplia cristalera, permitiendo, como afirma el autor del proyecto, un ahorro energético de más del 50% respecto a los otros edificios de la marca.

Mara Corradi

Proyecto: Daniel Fügenschuh
Cliente: Mpreis Warenvertriebs GmbH
Lugar: Wiesing (Austria)
Proyecto de estructuras: Alfred Brunnsteiner
Superficie útil bruta: 1080 m2
Inicio del proyecto: 2009
Final de las obras: 2010
Estructura de cemento visto
Cubierta de madera
Pavimento de gres y madera
Fotografías: © Christian Flatscher

www.fuegenschuh.at