10-04-2018

Powerhouse Company y AllesWirdGut dos ejemplos diferentes de interiorismo para oficinas

Powerhouse Company, AllesWirdGut,

Tschinkersten fotografie, Kim Zwarts,

Vienna, Austria, Dublino, Irlanda,

Oficinas,

Interior Design,

Curvas aerodinámicas y acabados de lujo son los rasgos distintivos del proyecto de interiorismo de Powerhouse Company para una empresa de transporte aéreo en Dublín. Elegante simplicidad y atmósferas clásicas para la nueva sala de reuniones de la Asociación Austriaca de Bancos y Banqueros, proyectada por AllesWirdGut en la Bolsa de Viena.



Powerhouse Company y AllesWirdGut dos ejemplos diferentes de interiorismo para oficinas

Dos proyectos de interiorismo muy diferentes, las oficinas para una importante compañía que opera en el sector del transporte aéreo realizado en Dublín por Powerhouse Company, y la sala de reuniones de la Asociación Austriaca de Bancos y Banqueros realizada en la antigua Bolsa de Viena por AllesWirdGut, demuestran que el desarrollo de una idea es el elemento esencial de un proyecto, sea cual sea su escala, desde la planificación urbana al producto de diseño.

Los arquitectos de Powerhouse Company han intervenido en un edificio moderno de mediados del siglo pasado, construido en el centro de Dublín, junto al parque de St. Stephen Green, reorganizando completamente sus interiores para transformarlos en las oficinas de una empresa que opera en el sector del transporte aéreo. Las soluciones y los elementos arquitectónicos, así como los materiales elegidos por los arquitectos están inspirados en las curvas aerodinámicas en homenaje al sector en el que opera el cliente. La superficie total de la intervención es de 6.500 m2, subdividida en varias plantas. La nueva sede está formada por un acogedor vestíbulo de entrada, restaurante, sala de congresos, área de fitness, cuatro plantas de oficinas y toda una planta, la última del edificio, dedicada a la dirección de la empresa. Los arquitectos han proyectado diferentes espacios de conexión entre las funciones que se encuentran en la oficina. Estos espacios favorecen varios grados de interacción, formal o informal, entre los diferentes tipos de usuarios: colegas, consultores y clientes. Los colores y materiales adoptados buscan obtener no solo una atmósfera de elegancia y lujo, sino, sobre todo, un elevado estándar en términos de sostenibilidad. Así, el proyecto ha sido merecedor de la certificación LEED Gold. Un ambiente elegante y acogedor que evoca, en varios aspectos, desde la iluminación a los materiales elegidos, el mundo del transporte aéreo. Desde la planta baja, con el vestíbulo-recepción, parte una escultural escalera elíptica de madera wengué que se desarrolla en las cinco plantas del edificio. La escalera crea movimiento en la construcción y anima a los usuarios a interactuar y a usarla para trasladarse dentro del edificio y llegar a las distintas plantas. En las plantas superiores hay pequeñas diferencias en el pavimento o en la disposición de las oficinas que permiten orientarse fácilmente en el edificio. La quinta y última planta es ligeramente más pequeña que las otras y alberga las oficinas de la dirección, desde las que se disfruta de espléndidas vistas del vecino parque público de St. Stephen Green.

En Viena, en el edificio de la Bolsa, construido entre 1847 y 1877, y reconstruido en los años sesenta, tras un terrible incendio, ha trabajado el estudio AllesWirdGut. Para el proyecto de interiorismo, los arquitectos han adoptado un enfoque que está en línea con el modo de trabajar habitual del estudio. Andreas Schmid, interiorista de AllesWirdGut, ha explicado que en este caso se ha tratado de resolver un problema de construir en algo ya construido, independientemente de la escala del proyecto. Como tal, "No se trata nunca de gusto, sino de relatar una historia y crear una atmósfera” (Andreas Schmid). Así, los arquitectos han traducido en un diseño contemporáneo los espacios proyectados en los años sesenta. Un homenaje a los años sesenta subrayado por el empleo de elementos de mobiliario de célebres diseñadores de ese periodo, como Motoko Ishii y Hans J. Wegener. Los arquitectos no realizan un revival retro, sino que crean un ambiente de elegante simplicidad que evoca una atmósfera clásica.


(Agnese Bifulco)

Lugar: Dublín, Irlanda
Arquitectos: Powerhouse Company www.powerhouse-company.com
Partner in Charge: Paul Stavert
Equipo: Nanne de Ru, Paul Stavert, Meagan Kerr, Marco Overwijk, Emma Scholten, Borys Kozlowski, Franca Houg, Erwin van Strien, Max Nossin, Luca Piattelli, Amber Peters
Fotografías: Kim Zwarts

Lugar: Viena, Austria
Proyecto: AllesWirdGut www.awg.at
Equipo: Alina Schwarz, Andrea Zuñiga Espinoza, Andreas Schmid, Josephine Herrmann
Artista: Johannes Deutsch
Fotografías: Tschinkersten fotografie


GALLERY


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×