01-11-2017

Lund Hagem Architects: Cabin Knapphullet en los fiordos noruegos

Lund Hagem Architects,

Kim Müller, Ivar Kvaal, Luke Hayes,

Oslo, Norvegia,

Ville,

Lund Hagem Architects ha ideado el refugio Cabin Knapphullet en Sandefjord, Noruega, de acuerdo con una precisa concepción del espacio exterior a la casa que funciona como interior, ampliando por lo tanto sus confines.



Lund Hagem Architects: Cabin Knapphullet en los fiordos noruegos 
En las inmediaciones de una casa de vacaciones situada en Sandefjord, en la zona de fiordos al sur de Oslo, se ha construido el pequeño anexo Cabin Knapphullet proyectado por Lund Hagem Architects, cuyo tamaño y posición hacen pensar que sea utilizado sobre todo como refugio. De hecho está colocado en una posición retirada, a la que se accede únicamente con pequeñas barcas o por un sendero que baja por la parte norte y cruza un denso bosque. Desde el mar la Cabin Knapphullet despunta entre grandes rocas rodeadas por una vegetación baja típica de los paisajes costeros noruegos, y a pesar de que por su tamaño reducido no lo parece, cuenta con cuatro plantas.
La arquitectura actúa un poco como un espejo que refleja y enmarca las costumbres de una sociedad, en las que también influye el lugar y el clima. Las rígidas temperaturas que durante gran parte del año azotan las localidades noruegas, impulsan a que sus habitantes disfruten al máximo los días soleados que se presentan. Por eso está muy difundida la costumbre de pasar el tiempo libre en casas de vacaciones a la orilla del mar, con espacios al aire libre donde la gente tiende naturalmente a reunirse para disfrutar de la naturaleza. Los espacios de la Cabin Knapphullet son diminutos, empotrados entre los huecos de roca. En el proyecto se han dividido por igual los espacios cubiertos que los que quedan al aire libre en la planta baja, creando una continuidad entre ellos y replicando el concepto de salón también en el exterior de la vivienda. 
Para resolver el problema de los fuertes vientos, la casa se apoya sobre la pared de roca por el lado sur con una cubierta plana de hormigón que se va inclinando hacia el lado norte hasta tocar el suelo, trazando una gran escalinata por la que se puede transitar. El espacio cubierto que queda bajo ella es todo el espacio interior de la casa, unos 30 metros cuadrados distribuidos en tres plantas, con un salón con chimenea y un baño en la planta baja. Por una escalera interna se baja al sótano que se usa como almacén y se sube al entresuelo donde se ha colocado solamente una cama de matrimonio. Por la escalinata exterior se sube a la terraza del tejado. Esto explica cómo un refugio tan pequeño pueda tener cuatro plantas.
La sensación mencionada de ambiente único compuesto de interior y aire libre se logra gracias a los muros por los lados este y oeste, completamente acristalados que dan a dos minúsculos patios, uno de ellos cerrado hacia los bosques y el otro abierto por completo hacia el mar. Al atrio que está orientado hacia el este le da el sol por la mañana, mientras que la terraza hacia el oeste recibe los últimos rayos vespertinos. Hacia el arrecife se ha instalado una claraboya que ilumina la entrada y el baño en las horas centrales del día. 
Los límites espaciales se mitigan gracias a la instalación del mismo pavimento y al banco de cemento que se alarga desde el interior, justo donde la cobertura se inclina, hasta el patio exterior del lado este y marca el perímetro hasta que se topa con la pared rocosa. Los proyectistas destacan que la planta se distribuyó de forma que sean los espacios al aire libre los que disfrutan de las mejores vistas, precisamente por la costumbre local de estar lo más posible fuera de casa cuando hace buen tiempo. En cambio las vistas dentro de casa se concentran en los aspectos más íntimos del paisaje adyacente: la trama de la superficie de roca y los cambios en la vegetación en base a la estación del año.
La paleta cromática se inspira precisamente en estos detalles medioambientales: el cemento blanco de la cubierta y del banco imita la roca, las paredes interiores son de roble, mientras que el techo está recubierto de tiras de encina trenzadas.

Mara Corradi

Architects: Lund Hagem Architects
Client: Private
Location: Sandefjord, Norway
Structural design: eStatikk
Gross useable floor space: ca. 30 sqm
Lot size: ca. 22000 sqm
Completion of work: July 2014
Structure in self-supporting concrete
Facades in glass
Photographs: © Kim Müller, Ivar Kvaal, Luke Hayes
http://www.lundhagem.no/

GALLERY


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy