12-12-2017

Can Llimona: historia de una casa señorial y de tres intervenciones respetuosas

MESURA,

Barcellona, Spagna,

Ville, Residencias,

Interior Design, Recupero,

A los arquitectos de MESURA les llegó el momento de proyectar su propia vivienda. Como es sabido, cuando un arquitecto trabaja para sí mismo puede expresarse con todo su potencial y eso es lo que han hecho, en este caso, los arquitectos de MESURA, desde la elección del edificio hasta las modificaciones efectuadas en su interior.



Can Llimona: historia de una casa señorial y de tres intervenciones respetuosas

Can Llimona es el nombre de un palacete de 1778 situado en Alella, Barcelona. Tres plantas cubiertas de hiedra, una torre y un gran jardín. Así aparece hoy. A lo largo de su historia, en Can Llimona se han llevado a cabo tres intervenciones y el nuevo proyecto respeta lo que se había realizado con anterioridad.

En 1909 la casa original, de tipo rústico, fue ampliada y reformada, haciendo los espacios interiores más confortables y transversales. Las plantas fueron separadas y cada una de ellas se convirtió en una vivienda independiente. Más de 80 años después, en 1992, una segunda operación llevó a ampliar los espacios interiores, haciéndolos más abiertos y polivalentes gracias a una falsa pared de 2,20 m.

25 años después, la construcción original ha sido tratada, una vez más, con gran cuidado. Una pareja de arquitectos encontró en la planta baja de esta casa el lugar ideal para vivir. El único problema era que la vivienda estaba configurada para una familia y los espacios tenían que ser repensados de nuevo, esta vez para dos personas.

MESURA, que es el nombre del estudio dirigido por los dos arquitectos, observa y estudia la casa, captando y a la vez respetando sus tres grandes singularidades: la casa rural, la casa modernista y la intervención funcionalista de 1992. Los interiores, caracterizados por la presencia de piedra, madera y estucado blanco, se mantienen. La novedad, aparte de la reconfiguración de los espacios, es el gran mueble que reviste longitudinalmente el apartamento y que permite unir o dividir los espacios según se desee.

La historia de Can Llimona evidencia que la atención y el respeto por una trabajo anterior bien hecho puede llevar a una construcción a mejorar con el tiempo, dando vida a un lugar mágico y encantado.

Francesco Cibati

Lugar: Alella, Barcelona, España
Año: 2017
Proyecto: MESURA – www.mesura.eu
Fotografías: cortesía del arquitecto


GALLERY


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy